¿En que año impactará un asteroide a la Tierra, según la NASA? | Vistazo

¿En que año impactará un asteroide a la Tierra, según la NASA?

Redacción Viernes, 08 de Enero de 2021 - 15:07
Facebook
Twitter
Email
El 2020 fue un año difícil y marcado por el virus COVID-19 y problemas económicos en el mundo. Lo que fomentó la esperanza de una nuevo año que traiga cambios y buenas noticias, sin embargo, el 2021 podría enfrentar una nueva amenaza, un asteroide en la Tierra. 
 
Así lo dijo la NASA, que recientemente le puso fecha a un probable impacto de un asteroide contra la Tierra. Esta roca espacial, de nombre 2009 JF1, es considerada “potencialmente peligrosa”, pues sus 130 metros de diámetro podrían causar una explosión equivalente a 230 kilotones de dinamita.
 
La fecha de la posible colisión es el 6 de mayo de 2022. Pero tranquilos, todavía no es tiempo de entrenar a un equipo experto de perforadores para que rompan el asteroide en el espacio, como en la película Armagedón. Ya que lo más probable es que 2009 JF1 simplemente pase cerca de nosotros.
 
Además, la NASA ha dicho que las probabilidades de que este asteroide impacte contra la Tierra es de una entre 3.800, lo que equivale a un 0,026% según la escala de Palermo.
 
El 2009 JF1, que es mucho más grande y por lo tanto potencialmente mucho más destructivo, fue descubierto hace once años por la NASA, y desde entonces viene siendo monitoreado para conocer su ubicación en el universo, medir su trayectoria y proyectar una posible fecha de impacto contra la Tierra.
 
 
Actualmente ocupa el sexto lugar en la lista de Objetos Cercanos a la Tierra (NEO por sus siglas en inglés), en la que la NASA y otras agencias espaciales clasifican por orden de probabilidad de impacto los asteroides y demás objetos espaciales que podrían ocasionar eventuales daños en la Tierra
 
Según Infobae, el 2009JF1 es aproximadamente del tamaño de la Gran Pirámide de Guiza. Un asteroide de este tipo, si nos golpeara, liberaría una energía equivalente a más de 15 veces la fuerza de la bomba que se lanzó sobre Hiroshima en la Segunda Guerra Mundial.
 
Una explosión de tal magnitud podría devastar con facilidad a un país pequeño, causar terremotos masivos, tsunamis o incluso erupciones volcánicas.
 
Por esta razón, los NEO tan grandes como este asteroide son constantemente monitoreados por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, y lo hacen usando un sistema automatizado llamado Sentry. Este sistema logra medir una gran cantidad de datos que permiten determinar, por ejemplo, que 2009JF1 es un asteroide Apolo, es decir, que su órbita alrededor del Sol es más grande que la de la Tierra.
 
 
Noticia relacionada:
 

HOY EN HOME