¿Cómo aprender desde la infancia una de las carreras más rentables del mundo?

jueves, 17 junio 2021 - 19:40
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

La programación informática es una pieza fundamental en el desarrollo intelectual de los niños. En un mundo cada vez más tecnológico, este tipo de conocimientos permite que los pequeños sean más creativos, desarrollen el pensamiento crítico y aprendan a superar los retos derivados de la resolución de problemas.

De acuerdo con Xiomara Blanco, Ingeniera Informática y profesora de la Escuela de Ingeniería y Tecnología de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), los infantes de 3 a 7 años pueden empezar a programar con juguetes diseñados para tal propósito, por ejemplo, robots con piezas de colores a los que se les asigna movimientos específicos según sus colores.

Cuando los niños alcanzan los 8 a 10 años, según Blanco, será el momento de que aprendan pseudocódigos. Esto quiere decir entender la escritura de los pasos en códigos que se debe seguir para que un sistema informático haga lo que se desea. Una herramienta que podrá servir en esta fase será Scratch, recomienda.

Ya en la adolescencia, lo ideal es que los hijos dominen los seudocódigos, para que puedan elegir la modalidad de programación que quieren seguir. “Habrá a quienes les guste el diseño y pueden dedicarse a esa área, otros querrán programar series de pasos o utilizar herramientas multipropósito como Python”, describe.

En la red también se puede encontrar cursos gratuitos para empezar a programar desde cero, uno de ellos es Grasshopper de Google, que ofrece conocimientos fundamentales de programación y enseña a familiarizarse con los códigos.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE APRENDER A PROGRAMAR?

$!Facilita la introducción al mundo laboral.

Los programadores informáticos escasean en Ecuador. De acuerdo con información de la Cámara de Innovación y Tecnología Ecuatoriana (Citec), cada año, el país busca más de 9.000 especialistas en esta área. Además, según tendencias internacionales, el trabajo de programador se ubica en la lista de mejor remunerados. En grandes empresas como Facebook, Google, Amazon o Microsoft un programador gana no menos de 100 mil dólares anuales.

Asimismo, la programación ofrece mayores posibilidades de introducirse en el mercado profesional, si se toma en cuenta que, al menos en Ecuador, la situación laboral para las carreras tradicionales no es favorable, mientras que las de índole tecnológico van en aumento.

Adicionalmente, saber programar no solo brinda una mejor proyección salarial o mejores posibilidades de empleabilidad, sino que también es vital para desarrollar habilidades profesionales de alta demanda, como el pensamiento crítico, la creatividad, el trabajo en equipo, la resiliencia, entre otras, conforme señala una lista del informe sobre el futuro laboral del Foro Económico Mundial.

Lea también: Inteligencia artificial optimiza los procesos empresariales

Blanco detalla cuáles son las siete habilidades que la programación ayuda a desarrollar y reforzar, de tal manera que el perfil profesional sea apto y competente en el contexto de un mundo tecnológico.

1. PENSAMIENTO CRÍTICO

Cuando se realiza tareas de programación se requiere escoger la mejor manera para lograr el objetivo y elegir cuáles son las herramientas que se tiene al alcance. Aquello implica que el pensamiento crítico se desarrolle porque, al no existir un manual concreto que diga cómo hacerlo, es el sujeto quien decide.

2. TRABAJO EN EQUIPO

Los proyectos tecnológicos no se trabajan en solitario, se forjan en equipos que suelen ser interdisciplinares, es decir, con personas de diferentes perfiles profesionales. Si se hace un proyecto médico, por ejemplo, no solo se requerirá la intervención de programadores sino también de doctores y otros especialistas. “Entonces, programar implica interactuar con otras personas para poder entender el campo de acción y trasladarlo a una máquina”, sostiene la experta.

3. RESILIENCIA

A la hora de programar se suelen presentar situaciones adversas, ya sea por no encontrar una solución, un error tecnológico u otras. Por lo tanto, para Blanco, saber cuándo detenerse, cambiar el método y empezar de nuevo, es clave en el ejercicio de programar.

4. FLEXIBILIDAD

No siempre es posible contar con última tecnología o tener al alcance todos los recursos económicos o humanos cuando se trata de programar. De tal manera, es importante aprender a adaptarse y encontrar nuevas formas de lograr los objetivos. “Quiero hacer un robot inteligente, pero no tengo los recursos para hacerlo, pues bien, vamos a seguir ciertas reglas que también nos permitirá simular cierta inteligencia”, explica Blanco.

5. APRENDIZAJE CONSTANTE

El cambio vertiginoso al que está sujeta la tecnología, hace que la programación sea una carrera de aprendizaje constante. “No podemos quedarnos con lo que la universidad o el curso nos da. En el ámbito tecnológico, lo que el año pasado era furor ahora está obsoleto”, precisa.

6. HABILIDADES DIGITALES

Son diversas las razones por las que programar hace que las personas sean más hábiles en cuestiones digitales. Entre algunas de las competencias que se desarrollan está la alfabetización informacional, comunicación y colaboración, creación de contenidos, seguridad y resolución de problemas.

7. CREATIVIDAD.

Cuando se programa, es necesario que la persona piense las diferentes vías para llegar a la solución, por ello, mientras más creativo es el sujeto, tiene mejores expectativas de alcanzar el objetivo.

Más leídas
 
Lo más reciente