Primeros taxis eléctricos comienzan a operar en Chile | Vistazo

Primeros taxis eléctricos comienzan a operar en Chile

AFP Lunes, 14 de Diciembre de 2015 - 12:09
Facebook
Twitter
Email
Tres taxis eléctricos comenzaron a operar en Santiago, los primeros de su tipo en Chile, gracias a un proyecto del gobierno y la empresa privada que busca disminuir la emisión de gases que afectan a la capital chilena.
 
De fabricación china, su objetivo es promover las tecnologías limpias en la capital e incentivar su uso en el transporte público, que utiliza autos a gasolina emisores en promedio de 13 toneladas de gases de efecto invernadero al año, indicó un comunicado del ministerio del Medio Ambiente.
 
"La Región Metropolitana es una región saturada por material particulado y estos taxis representan una alternativa sustentable en términos de contaminación global y también local", señaló Pablo Badenier, ministro de Medio Ambiente.
 
Estos automóviles no producen contaminantes locales porque no utilizan motores de combustión interna, su rendimiento eléctrico aproximado es de 4 km/kWh, y cargarlo completamente con energía tendrá un valor de 6.400 pesos (unos 8 dólares). La empresa Chilectra, distribuidora de energía y dueña de uno de los autos, los cargará gratuitamente durante un año.
 
Los taxis eléctricos, que ya son usados en países como Colombia y Argentina, podrán abastecerse de energía en uno de los 10 puntos de carga o "electrolineras" instaladas en Santiago.
 
"Con este servicio de taxis eléctricos, estamos aportando en el gran desafío de descontaminar la ciudad y, en ese sentido, queremos incentivar a las personas a invertir en este tipo de tecnologías limpias y hacer más amigable para todos el transporte público", dijo, por su parte, Andrés Gómez-Lobo, ministro de Transporte.
 
El costo del pasaje de un taxi eléctrico será el mismo que el de uno a gasolina y su circulación se realizará principalmente por el centro de Santiago.
 
La capital chilena, una de las más afectadas por la polución en Sudamérica, tuvo este año más de 50 episodios críticos de contaminación atmosférica, según datos oficiales.