Computación Cognitiva | Las máquinas se hacen más inteligentes | Vistazo

Computación Cognitiva | Las máquinas se hacen más inteligentes

Tecnología

Computación Cognitiva | Las máquinas se hacen más inteligentes

Luis Medina / [email protected] Domingo, 05 de Abril de 2015 - 10:32

Las computadoras no pueden pensar. ¿O sí? Para comprobarlo, hace 65 años el científico británico Alan Turing diseñó un test cuyo objetivo era determinar, mediante un juego de preguntas y respuestas, si una máquina es capaz de contestar de manera inteligente preguntas realizadas al azar, como un humano lo haría. Y aunque desde entonces el Test de Turing ha enfrentado cuestionamientos sobre su legitimidad, se ha mantenido como una prueba comúnmente relacionada a la búsqueda de inteligencia artificial. En la actualidad existen máquinas capaces de medirse al examen, algunas con mejores resultados que otras. Todas estas forman parte de lo que ha sido definido como “computación cognitiva”.

Pero los avances en esta área se han enfocado en mucho más que pasar el test. Según la visión de la empresa tecnológica IBM, la era de la computación cognitiva ha llegado “para cambiar la forma en que desempeñamos nuestros trabajos, interactuamos con los demás, aprendemos y tomamos decisiones”. A fin de demostrarlo, en febrero, durante una conferencia realizada en Las Vegas, la multinacional anunció algunas de las aplicaciones en las que está trabajando junto a Watson, su súper computadora, la cual ha sido calificada como una de las máquinas con mayores capacidades para enfrentarse al Test de Turing.

La medicina es uno de los campos más prometedores en los que se puede aplicar la computación cognitiva, explicó Mike Rhodin, vicepresidente de IBM Watson. “La tecnología se ha convertido en el habilitador final, la computación en la nube está proveyendo el ecosistema para aprovechar el mundo del big data, las tecnologías analíticas están convirtiendo esos datos en información y la computación cognitiva transforma esa información en conocimiento”, aseguró Rhodin en el evento. Con todos estos elementos, mencionó el ejecutivo, profesionales como los doctores pueden mejorar el cuidado de sus pacientes, por ejemplo, proveyéndoles tratamientos específicamente personalizados de acuerdo a sus secuencias genéticas.

Una de las aplicaciones médicas de la computación cognitiva se lleva a cabo en la Clínica Mayo (Estados Unidos), donde están probando usarla para unir de manera eficiente a pacientes de cáncer con ensayos clínicos. Según Steven Alberts, jefe de oncología de la institución, este es un proceso que normalmente se hace de manera manual, lo cual consume tiempo y esfuerzo en una práctica médica naturalmente saturada de actividad. El nuevo sistema, dice Alberts, permitiría automatizar y acelerar la extracción de información de la situación personal de cada uno para compararla con los criterios de elegibilidad de todos los ensayos existentes.

En el Colegio de Medicina Baylor (Estados Unidos) manejan otro enfoque para usar la computación cognitiva: la emplean para acelerar la investigación médica. Según datos de esta institución, sus investigadores típicamente pueden leer cada mes cerca de 23 investigaciones publicadas por otros centros, por lo cual les resulta humanamente imposible mantenerse al día con toda la nueva información que aparece en el mundo. En consecuencia, encontraron que pueden emplear un sistema informático cognitivo para procesar todo a mayor velocidad y precisión. “El sistema está entrenado para pensar como un humano experto en investigación médica, dando ideas, visualizando posibilidades y validando teorías”, explica la entidad en un documento. De esta forma, en lugar de 23, encontraron que son capaces de analizar y extraer los datos más importantes de un total de 70.000 artículos científicos.

Pero la medicina no es la única área donde se puede emplear la computación cognitiva. USAA, una institución que ofrece servicios bancarios a miembros de las fuerzas armadas de Estados Unidos, implementó un sistema de este tipo para ayudar a sus clientes en la transición de militar a civil después del retiro. Este proceso, explica la entidad, puede ser muchas veces complejo e intimidante. En consecuencia, implementaron una solución informática que entiende las preguntas que puede plantearle un cliente y ofrecerle la asesoría necesaria.