Hemofilia, una enfermedad real | Vistazo

Hemofilia, una enfermedad real

Salud

Hemofilia, una enfermedad real

Pilar Ortiz | [email protected] Jueves, 12 de Mayo de 2016 - 15:34

Aunque es conocida como la enfermedad de los reyes porque la padecieron algunos representantes de la monarquía europea, la hemofilia es muy democrática, afecta a todos los grupos raciales.

La principal característica de la hemofilia es que quienes la padecen tienen procesos de coagulación muy lentos, lo que los hace muy susceptibles a sufrir hemorragias. Es una enfermedad genética -se transmite a través del cromosoma X- en la que uno de los factores de coagulación de la sangre, o no existe o está disminuido. Se diagnostica a través de muestras de sangre, midiendo los factores de coagulación.

Para una persona que no tiene hemofilia, un corte simple y poco profundo se controla rápidamente, sin embargo para los hemofílicos sin tratamiento, lograrlo puede tomar mucho tiempo, ya que las hemorragias en estos pacientes suelen ser muy prolongadas.

Generalmente la enfermedad se detecta en la infancia, cuando el niño atraviesa sus primeras raspaduras en la rodilla al jugar, por ejemplo, y los padres se dan cuenta de que algo no anda bien porque el sangrado no para. Además, el sangrado interno que también se produce por estas lastimaduras menores e inclusive por golpes leves, ocasiona un sangrado interno que afecta a las articulaciones y puede llevar a la artropatía hemofílica que si no es tratada a tiempo puede causar discapacidad.

Tradicionalmente los pacientes hemofílicos recibían proteínas obtenidas del plasma sanguíneo humano. "Sin embargo, hoy en día, existen medicamentos recombinantes que se obtienen de células genéticamente diseñadas que portan un gen de factor humano que contribuye a normalizar los procesos de coagulación y no presenta posibilidad de transmisión en enfermedades infecciosas", indica el médico hematólogo Carlos Freire.

DATOS Y CIFRAS

• 1 de cada 10.000 personas nace con hemofilia.

• 180.000 personas la padecen.

• 15 por ciento de los hemofílicos vive en Latinoamérica.

• Sólo el 70 por ciento de los latinoamericanos han sido diagnosticados.

Fuente: Federación Mundial de Hemofil