¿Se dirige Ecuador hacia el inédito escenario de una muerte cruzada?

jueves, 14 octubre 2021 - 17:15
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, no descarta recurrir a la inédita "muerte cruzada" para poner fin a su dura puja con la Asamblea Nacional, en caso de que persista el bloqueo legislativo a sus reformas y cuando una comisión investiga su aparición en los papeles de Pandora.

Así lo confirmó el presidente en una entrevista con el conocido periodista Carlos Vera en la que evocó el artículo 148 de la Constitución, que plantea la disolución legislativa por tres causales, entre ellos, obstruccionismo a la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo.

"Esas decisiones se toman con prudencia, con serenidad, porque impactan a 17,5 millones de ecuatorianos", respondió el mandatario a una pregunta sobre ese proceso, por el cual el presidente disuelve el Parlamento y convoca a elecciones.

En ese período, gobernaría con "plenos poderes", dijo a Efe el politólogo César Ulloa, aunque con aval de la Corte Constitucional a cada uno de sus decretos.

Pese a esa posibilidad, Lasso precisó que con la misma "serenidad" también tiene que evaluar "el impacto de una decisión de este tipo en la imagen internacional (del país)".

¿BLOQUEO LEGISLATIVO?

La idea de activar ese mecanismo, nunca aplicado antes y previsto en la Constitución de 2008, se da en unas circunstancias de abierto enfrentamiento entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, desencadenado por el rechazo de este último a discutidos proyectos de ley.

El principal de ellos, pero no el único, se produjo el 29 de septiembre cuando la Comisión de Administración Legislativa (CAL) no admitió el plan bandera de reformas "Creando Oportunidades", y solicitó a Lasso una serie de correcciones y reentrega.

En ese momento, con una considerable popularidad gracias a su masivo plan de vacunación, Lasso lo vio como un bloqueo deliberado por parte de sus enemigos políticos en el Legislativo, donde apenas cuenta con un apoyo de unos 25 escaños de 137, entre propios y aliados.

Y advierte de una "conspiración" encabezada por el expresidente Rafael Correa, el líder socialcristiano Jaime Nebot, y el líder indígena, Leonidas Iza: "Los tres interesados en dar un golpe institucional a la democracia en Ecuador".

¿ÚLTIMO INTENTO DE DESARMAR LA BOMBA?

Hoy por hoy, y tras varios días de intercambios frontales y acusaciones, el mandatario ha anunciado que fragmentará su plan de reformas en tres proyectos -tributario, laboral e inversiones- y los devolverá a la Asamblea.

"Vamos a ver cómo actúa: si la devuelve, si la rechaza, si permite un debate democrático", sentenció.

Ulloa sugiere que Lasso "arrincona a la Asamblea" y que si esta "no responde en términos de deliberación, análisis o modificación, finalmente apostará por una muerte cruzada".

Una opción que para Daniel Noboa, asambleísta del Movimiento Ecuatoriano Unido, debe ser la "última" recurrida porque "raya en la inconstitucionalidad", pese a que está claro que "en este momento no hay gobernabilidad".

En declaraciones a Efe insistió en que es un escenario a "barajar" si es que Lasso no quiere flexibilizar posturas en sus reformas y empezar a tener en cuenta "al primer poder del Estado", al que "está queriendo saltar".

"Si los problemas no se solucionan rápido, va haber un colapso total", asevera al enumerar los económicos, laborales, fiscales y de seguridad y recordar que el político centroderechista venció porque la "gente quería un cambio" y sería el fin de "un gobierno muy joven", algo más de cuatro meses.

Más leídas
 
Lo más reciente