Pymes contarán con línea de crédito para afrontar crisis | Vistazo

Pymes contarán con línea de crédito para afrontar crisis

Redacción Enfoque Lunes, 06 de Abril de 2020 - 20:57
Facebook
Twitter
Email
Una línea de crédito con financiamiento desde 25.000 hasta 100.000 dólares para las pequeñas y medianas empresas (Pymes) es el nuevo mecanismo de ayuda al sector productivo nacional para afrontar los impactos del coronavirus COVID-19.
 
El anuncio lo realizó la Corporación Financiera Nacional, que será la entidad que canalizará los recursos que provienen de la inversión del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess).
 
“El objetivo de esta operación conjunta es facilitar a las Pymes acceso a capital de trabajo de libre disponibilidad para que puedan ponerse al día en el pago a sus trabajadores, regularizar sus pasivos con el IESS y otras instituciones, así como cualquier destino directamente asociado con el giro y sostenibilidad de sus negocios”, indicó la CFN.
 
Para este producto crediticio, denominado PYME Exprés, está prevista la colocación de hasta 50 millones de dólares. La meta es llegar a alrededor de 500 empresas del segmento y procurar la estabilidad laboral de 25.000 plazas de trabajo.
 
El crédito tendrá una tasa de interés desde el 8,95 por ciento a un plazo de 18 meses. Este producto requiere de una garantía real o de uno o varios garantes solidarios que respalden el valor de la operación.
 
Para acogerse al crédito, el cliente solicitará una precalificación a través de la página web www.cfn.fin.ec. Una vez que pase este proceso, se le notificará el cupo al cual puede acceder y el cliente deberá presentar en línea los requisitos para validación y análisis de la información financiera y contable (hasta diciembre de 2019), así como el cumplimiento de los requisitos simplificados.
 
La aprobación de la operación será en cinco días laborables contabilizados desde la validación de la información proporcionada por el cliente.
 
Desde el pasado 16 de marzo el Gobierno nacional declaró el Estado de excepción en el país que restringió la movilidad vehicular y personal, y prohibió el trabajo presencial para diversas actividades productivas.
 
Estas medidas, adoptadas para frenar la propagación del COVID-19, ha afectado el normal desempeño de las empresas e industrias del país.