La música migra a la WEB | Vistazo

La música migra a la WEB

Tecnología

La música migra a la WEB

Luis Medina | [email protected] Lunes, 21 de Diciembre de 2015 - 10:45

El streaming musical gana seguidores cada año. Escuche sus canciones directamente de la web, sin tener que comprarlas.

Primero la música se escuchaba en vinilos. Luego pasó a los casetes, que perdieron terreno ante la llegada de los discos compactos, cuyo reinado fue después disuelto por los MP3. Hoy, al igual que sus antecesores, el MP3 almacenado en el disco duro como forma predilecta de escuchar música camina hacia un segundo plano. El nuevo rey de la escena sonora tiene presencia online. La música, actualmente, se escucha en streaming. Es decir, directamente de la Internet. Bibliotecas gigantes, con decenas de millones de canciones que no necesitan ser descargadas, están disponibles en línea, de manera global, al alcance de una suscripción a servicios como Spotify, Apple Music, Rdio, Tidal o Google Play Music.

La industria musical está atravesando una transformación, cuya principal característica es el rápido crecimiento de la reproducción por streaming a nivel mundial, indica un análisis de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI). Esta entidad, que representa a la industria a nivel global, estima que la música digital generó ganancias por 6,85 billones de dólares en 2014. Esta cifra representó que, por primera vez en la historia, explica el documento de la IFPI, las ganancias por ventas en canales digitales alcanzaron la misma proporción que las ganancias por ventas en formatos físicos.

El mayor impulsador del crecimiento de los beneficios de música digital fue el streaming. La IFPI calcula que, actualmente, unos 41 millones de personas en el mundo pagan por suscripciones a un servicio de streaming musical. Desde que se hizo la primera medición de  este tipo, los suscriptores a estos servicios han aumentado: en 2010 eran ocho millones, luego en 2013 llegaron a ser 28 millones. Estas cifras seguirán aumentando, por lo que la música online se plantea como una de las claves para el futuro del negocio musical, estiman ejecutivos de la industria como Martin Mills, fundador de la firma británica Beggars Group.

La progresiva popularidad del streaming musical está vinculado a factores como la mejoría de las infraestructuras tecnológicas de cada país, el crecimiento sostenido en la penetración global de los smartphones y la aparición de dispositivos móviles más baratos. Así lo explica Thorsten Schliesche, ejecutivo de Napster, quien añade que todos estos factores permiten que la música online pueda estar con los usuarios todo el día. “En el carro, en la casa, en el gimnasio”, comenta. A medida que nos movemos hacia un ecosistema móvil, interviene Rob Wiesenthal, de Warner Music Group, se está dando una transición hacia servicios que ofrecen acceso por suscripción en lugar de derechos de propiedad sobre una obra.

Las suscripciones, con precios que bordean los 10 dólares al mes, ofrecen acceso a bibliotecas con 30 millones de canciones o más. Pero pagando esa cuota no solo se obtiene acceso ilimitado a estos catálogos musicales, sino también a selecciones y listas curadas por editores especializados. Alternativamente, la mayoría de servicios de streaming también disponen de versiones gratuitas que se financian mediante estrategias, como el ingreso de publicidad entre canciones. Con versiones de pago y versiones gratis, estos son algunos de los más populares.

Spotify
Posiblemente el servicio de streaming musical más conocido del mercado. Está disponible en 58 países, entre ellos Ecuador. Promociona una biblioteca musical de “más de 30 millones de canciones”. En el mercado nacional, cuesta 5,99 dólares al mes más 30 días gratuitos de prueba. Además, tiene una versión gratis con publicidad insertada. Tiene aplicaciones oficiales para Windows, Mac, PlayStation, Android, iOS y Windows Phone.

Apple Music
En 2014, la compañía de la manzana lanzó su propio servicio de música online. Disponible en más de 100 países, incluyendo a Ecuador, el servicio aglutina un catálogo de “más de 30 millones de canciones”. Localmente cuesta 9,99 dólares al mes, pero ofrece tres meses de prueba gratis. La versión gratuita del servicio tiene funcionabilidad limitada, además de publicidades insertadas. Tiene aplicaciones para iOS, Windows, Mac, Android y próximamente Apple TV.

Google Play Music
Más que solo ofrecer streaming, Google promociona su servicio como un casillero donde se almacena música propia. También ofrece una biblioteca online de “35 millones de canciones”. La suscripción ilimitada cuesta 9,99 dólares al mes, pero también cuenta con una opción gratuita con acceso parcial. Tiene un período de prueba gratis de tres meses para usuarios de Samsung y de un mes para los demás. En forma de aplicación está disponible para iOS y Android.