¿Cuál es la importancia de ventilar espacios cerrados durante la pandemia? | Vistazo

¿Cuál es la importancia de ventilar espacios cerrados durante la pandemia?

Redacción Vistazo | editorwebvistazo@gmail.com Martes, 30 de Marzo de 2021 - 15:10
Facebook
Twitter
Email

 

Entre las medidas de bioseguridad para protegerse de Covid-19 se incluyen acciones ampliamente aceptadas como el lavado de manos y el uso de alcohol; otras que todavía cuesta poner en práctica para algunas personas, como el uso de mascarilla o el distanciamiento físico; y otra que apenas se toman en cuenta pese a que los expertos la recomiendan: la ventilación en ambientes cerrados.

Es precisamente sobre esta medida que muchos especialistas en ciencias ambientales y química alrededor del mundo están haciendo campañas.

José Luis Jiménez, profesor de Química de la Universidad de Colorado Boulder, Estados Unidos, es parte del grupo de 239 científicos que le sugirió a la OMS que debía considerar que la Covid-19 también puede transmitirse por el aire. De acuerdo con el catedrático, la ventilación en espacios públicos cerrados como vehículos, casas, escuelas, oficinas, entre otros; es primordial para controlar la pandemia.

“¿Por qué seguimos estando en pandemia? Una de las razones es que una persona puede infectarse con el coronavirus y no dar síntomas. Pero al exhalar o al hablar emite aerosoles que contienen el coronavirus. El problema es que los demás ven a esa persona como alguien sano y si comparten un espacio como oficina, escuela, o transporte, pueden contagiarse la infección. Aún cuesta reconocer que el coronavirus también está en el aire”, afirmó Jiménez, de acuerdo con el portal Infobae.

En espacios abiertos hay menos contagios porque el aire circula constantemente, y aún así se recomienda mantener la distancia y usar correctamente el tapabocas. Por ello, en ambientes cerrados, donde es más fácil que el virus se esparza, es necesario contar con ventilación permanente.

“La ventilación y el uso del barbijo (mascrilla) también debería considerarse dentro de las casas de las familias. Porque si un integrante de la familia va a la escuela, otro va a la oficina, y conviven con personas mayores de 60 años, pueden volver al hogar y exhalar aerosoles con el coronavirus y contagiar aunque no tengan síntomas” señaló.

Por lo tanto, cuanto más ventilados están los lugares, menos casos de COVID-19 hay, según la evidencia científica disponible.

Pero, ¿cómo determinar la ventilación necesaria para cada espacio? Jiménez indicó que hay que tomar en cuenta el edificio y la cantidad de gente que se encuentre. En las construcciones más nuevas existirían menos sistemas de ventilación, por lo que la utilización de la mascarilla debe ser permanente.

Los medidores de dióxido de carbono también son una herramienta. Estos dispositivos permiten estimar si un lugar necesita mayor ventilación: Cuando los niveles están altos, significa que las personas que están en aquel espacio pueden aspirar más aire con covid, si es que hay alguien infectado.

En una familia, ventilar en la casa si los integrantes salen a diferentes lugares. No es mala idea usar el barbijo en la casa. Pasa mucho que la gente se contagia en la casa. Aunque no siempre pasa. Niño viene de la escuela y contagia a los abuelos” explicó.

Lo ideal sería pasar el menor tiempo en un ambiente cerrado con personas que no son sus convivientes. De la misma forma, en espacios muy pequeños: un auto se vuelve más seguro si se bajan las ventanas y se usa mascarilla, así como en los colectivos u otros medios de transporte.

El problema de fondo, de acuerdo al experto, es que la transmisión del coronavirus arrastra una falta de conciencia sobre los aerosoles y las enfermedades desde hace décadas. La ventilación se considera como un método efectivo de prevenir otras enfermedades como la tuberculosis, pero en este caso “no se tiene en cuenta” y “si bien hay leyes, no se cumplen correctamente”.

Mientras que en los hospitales las personas se cuidan de no infectarse estando en el mismo lugar de los enfermos, se descuidan otras áreas como recepción y comedores.

En el caso de las escuelas, Jiménez aseguró que en las escuelas bastaría con abrir las ventanas unos 15 centímetros, para mantener el aire circulando y que no tiene sentido que se haga si los chicos no están en clase.

La ventilación es clave para controlar la pandemia de Covid-19. Se recomienda que se abran puertas y ventanas de forma intermitente (por ejemplo, durante 5 minutos cada hora) para mantener el aire circulando.
 

HOY EN HOME