La dieta de las estrellas para ser héroes en el cine | Vistazo

La dieta de las estrellas para ser héroes en el cine

Gente

La dieta de las estrellas para ser héroes en el cine

Redacción Domingo, 10 de Julio de 2016 - 13:57
Para convertirse en Superman, el actor Henry Cavill, de 31 años, tuvo que ganar nueve kilos de masa muscular. Su exigente entrenamiento estuvo a cargo de Mark Twight. El mismo profesional que lo preparó para Man of Steel (2013). Los once meses previos al rodaje se sometió a un intenso plan de ejercicios.
 
Además, tuvo que hacer una dieta de 5.000 calorías diarias basada en proteínas y carbohidratos.
 
 
Su compañero Ben Affleck también exigió su cuerpo al máximo para no decepcionar a las fanáticos e interpretar al mejor Batman.
Affleck se sometió a un exhaustivo entrenamiento que constaba de trabajos intensos de pesas un día tras otro. Aumentó 18 kilos de músculo trabajando seis días consecutivos y luego dos seguidos de descanso.
 
Para ser el agente de la CIA Jason Bourne, Matt Damon aprendió diversas artes marciales y se sometió a un exigente plan alimenticio. No sólo en una oportunidad sino que lo hizo cinco veces. El 29 de julio de este año se estrena la quinta parte del filme de acción que posicionó a Damon como uno de los hombres “duros” de Hollywood.
 
Brad Pitt pasó un año entero dedicado a su cuerpo para llegar en forma para la película Troya (2004). El plan fue diseñado a su medida, y centrado en ejercitar un grupo muscular distinto por día de la semana. Para ese rol, la estrella dejó algunos de sus vicios como el tabaco y la comida chatarra.
 
Para convertirse en "Lobezno" para X-Men, Hugh Jackman llegó a levantar pesas de 200 kilos y tuvo que cumplir con una dieta de 6000 calorías a día. El australiano debía alimentarse cada dos horas y media. 
 
 
Para la versión de Baywatch en la pantalla grande, Zac Efron recurrió a los deportes para dar vida al sexy socorrista Matt Brody. Levantaba pesas dos horas al día y corría 60 minutos por las soleadas playas de California.
 
 
Chris Hemsworth se convirtió en superhéroe por primera vez en 2011 cuando protagonizó Thor, la película basada en el personaje de los comics de Marvel.
 
Tardó 6 meses en preparar su cuerpo: aumentó 10 kilos de músculo gracias a una estricta rutina de ejercicios y a una dieta rica en proteínas.
 
Para el australiano no fue fácil. El mismo actor reconoció que los entrenamientos eran agotadores."Llegaba a casa derrotado, con solo fuerzas para meterme en la cama a descansar", dijo Hemsworth.
 
 
Chris Evans– uno de los hombres más cotizados del momento en la industria- se hizo conocido gracias a su rol como el Capitán América.
 
El artista de 35 años contó que tuvo que perder grasa corporal y ganar 10 kilos de músculo. Entrenaba 2 horas al día centrando cada jornada en una sola área del cuerpo.
 
Para él lo más complicado fue comer sin hambre. "La peor parte de mi transformación fue estar constantemente ingiriendo comida. Llegas a ese punto en el que quieres parar, pero tienes que seguir".