Corazones en las vías | Vistazo

Corazones en las vías

Edición Impresa

Corazones en las vías

Alejandro Pérez | [email protected] Lunes, 03 de Septiembre de 2018 - 11:56

Audio

El 7 de marzo de 2017, Ricardo Herrrera debía llegar a su casa en Quito antes de las cinco de la tarde. Constantemente viajaba a Cayambe por su trabajo como ingeniero agrónomo, pero ese fue un viaje al cielo. Una hora más tarde su familia supo del volcamiento de un bus en esa vía. Las investigaciones determinaron que un chofer con infracciones y el vehículo en mal estado, disco 41 de la cooperativa Flor del Valle, cegaron la vida de 12 personas.
 
Ricardo fue una de las 1.238 víctimas mortales por accidentes que registró la Agencia Nacional de Tránsito en el primer semestre de 2017. Este año la cifra fue similar: 1.224 fallecidos entre enero y julio. Sin embargo, los dos últimos accidentes ocurridos en las vías Cuenca-Molleturo y Quito-Papallacta, con un saldo de 36 muertos, muestran que nada cambia: conductores sancionados y vehículos sin permisos.
 
 
“Uno como padre se niega a aceptar ese tipo de noticias. Íbamos de hospital en hospital, esperando encontrarlo, pero el círculo se cerraba y solo nos quedaba la morgue. Hasta ahora nos duele enfrentar la ausencia”, relata Vicente Herrera. A un año y medio de la pérdida de su hijo, junto con su familia, se niegan a aceptar la “indemnización” que les ofreció la cooperativa Flor del Valle. “Queremos que los responsables del accidente asuman y que esto no vuelva a sufrirlo otra familia”. 
 
De los 12 fallecidos en aquel accidente, 11 familias aceptaron “indemnizaciones” por montos que variaban entre dos y 10 mil dólares, con el objetivo de frenar la demanda contra la gerencia de la Cooperativa que también tendría responsabilidad en el hecho.
 
El conductor fugó y hasta  ahora no se sabe su paradero.
 
LEA ESTE REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE REVISTA VISTAZO

Le puede interesar