Miryam Núñez: “Las mujeres aguantamos más el dolor” | Vistazo

Miryam Núñez: “Las mujeres aguantamos más el dolor”

Sebastian Melieres | smelieres@vistazo.com Lunes, 07 de Diciembre de 2020 - 15:22
Facebook
Twitter
Email
La ciclista ecuatoriana Miryam Núñez se coronó campeona de la Vuelta Femenina a Colombia.
 
“Me llevo esta camiseta a casa y va dedicado a mis papás. Me llevo momentos bonitos. Solo cabe felicidad en mi corazón. Hay mucha satisfacción por haber ganado, por eso va en honor a las mujeres ecuatorianas, fuertes, guerreras. Espero que este triunfo sea el mensaje para que vean que se puede lograr, que se pueden vencer las adversidades.”, dijo la ecuatoriana, nacida hace 26 años, en Riobamba. 
 
La Tricolor, que ganó la segunda etapa (contrarreloj) de las cinco en competencia, pudo mantener la camiseta naranja de la Vuelta a Colombia y así ganar la quinta edición del evento.
 
 
Es la primera ecuatoriana en coronar esta competencia.  El año pasado formó parte del Swapit-Agolico Cycling Pro Team, el único equipo femenino profesional de Latinoamérica, reconocido por la UCI. El título de Miryam Núñez es el tercero que han logrado los ciclistas ecuatorianos en Colombia.
 
Antes ganaron Richard Carapaz en la Vuelta de la Juventud y Jonathan Caicedo en la Vuelta a Colombia Elite en el 2018.
 
Mucha gente no sabía nada de ciclismo femenino y la vieron por primera vez llorando después de ganar la segunda etapa de la Vuelta a Colombia, ¿por qué tanta emoción?
Era la segunda etapa de contrarreloj y yo no era la favorita. Eran 15 km y a falta de tres para llegar mi director técnico me dijo por micrófono que podría llegar al liderato si terminaba fuerte, lo hice y gané. En este momento me llegaron a la mente mis años de sacrificios, la alegría, el cansancio. En una contrarreloj estás sola y no tienes con quien pelear. Lograrlo fue emocionante.
 
¿Cómo se dio su inscripción para la Vuelta a Colombia?
Después de correr en México, en 2019, tuve acercamientos con el equipo colombiano Liro Sport-Alcaldía La Vega. Ya había corrido con ellos en otras competencias como gregaria, pero esta vez pude estar como líder del equipo.
 
¿Quién era la favorita para ganar la vuelta?
Lorena Colmenares, colombiana que terminó segunda en la general. Tuve la oportunidad de correr a su lado algunos años. Con ella disputamos la medalla de plata en los Juegos Sudamericanos. Esa vez quedé tercera, hoy gané. Lo bueno del ciclismo es que te regala revanchas y alegrías. En Colombia es mucho más competitivo, más fuerte, de más roce, con chicas que ya han tenido rodaje por Europa.
 
¿Ganó la vuelta a Colombia con bici propia?
Es una bici prestada por la marca 01. Ahora me han llamado algunas personas de la empresa privada, ojala que me ayuden a tener una bici propia que esté adecuada para poder competir a nivel internacional. Durante la vuelta la bici se fisuró y recé para que aguante hasta el final. Lo último que quería era abandonar por eso. Creo que me ayudó haber bajado de peso para que no se dañe la estructura de la bici.
 
¿Qué le falta para ser totalmente competitiva?
Un poco más de apoyo. Hoy en día estoy en el plan de alto rendimiento pero todo mi sueldo se va en la implementación deportiva, arriendo… no tengo bici propia, es complicado.
 
 
¿Dónde vive actualmente?
Vivo en un departamento en Quito pero soy de Riobamba. Antes entrenaba allá, me formé en la federación de Chimborazo. Mi primer entrenador fue el colombiano José Mosquera luego Gerardo Espinoza y actualmente Washington Vargas con quien trabajo desde hace 8 años.
 
¿Cómo son sus entrenamientos?
Salgo a entrenarme a las 08:00 y regreso a las 14:00. Por la tarde voy al gimnasio, o me entreno con la bicicleta montañera. No tengo un lugar fijo de entrenamientos. Cuando estamos en etapas competitivas combino el ciclismo de fondo con abdominales, pesas y fuerza mental. Muchas veces mi entrenador hace de sicólogo porque es él que mejor conoce mis límites. 
 
¿Se considera fuerte mentalmente?
Un 70 por ciento. Tengo que trabajar más pero he madurado bastante. He sufrido mucho en mi vida profesional. Hace poco casi abandono el ciclismo por la falta de apoyo. Además en las carreras la mayor parte de las competidoras tenían más recursos económicos y siempre me decían: “No vas a poder… tú no eres capaz… retírate porque no tienes plata para comprarte una bici”. 
 
¿Y qué les quiere decir ahora?
Que el ciclismo no es solo un deporte de dinero y que todos lo pueden practicar y tener éxito. Es cuestión de actitud. Lo único que me falta es saltar a un equipo profesional y correr en Europa. Progresaría mucho si estuviera en un equipo como Astana o Movistar…
 
¿Cuáles son las carreras maestras para las ciclistas?
Lo mismo que para los hombres: el Giro d’Italia, el Tour de Francia y la Vuelta a España. Mi aspiración es llegar al Giro Rosa a corto plazo.
 
¿A qué atribuye el buen momento del ciclismo ecuatoriano?
Richard Carapaz, Jonathan Caicedo, Jonathan Narváez… brillan ahora pero es un trabajo de años. Lo que tenemos en común es que a pesar de la pandemia no permitimos perder lo que habíamos conseguido con tantos esfuerzos. Cuando la mayoría se debilitó nosotros nos hicimos más fuertes.
 
¿Qué es la mayor diferencia entre un ciclista hombre y una ciclista mujer?
El hombre tiene más fuerza pero la mujer tiene más inteligencia y capacidad para aguantar el dolor. Creo que hacen falta más chicas decididas porque la persona que sabe sufrir es la que llega al éxito.
 
¿Sus próximas carreras?
Para cerrar el año me quedan dos carreras nacionales: El campeonato nacional de montaña el 16 de diciembre y el gran fondo de Nueva York el 6 de diciembre en Manta.
 
¿De quién heredó esa afición por la bici?
Tengo dos hermanos, Víctor el mayor y Freddy el más pequeño. Mi hermano mayor hacia ciclismo pero tuvo un accidente y tuvo que retirarse. Les pregunté a mis papas si en generaciones anteriores había ciclistas en la familia pero me dijeron que soy la primera.
 
Empecé a los 13 años en el campeonato nacional infantil donde obtuve medalla de plata. Fui segunda en el Panamericano de Cross Country Eliminator (abril, 2019), campeona de la Copa Latinoamericana en Perú, segunda y tercera en Brasil; y soy campeona nacional de ruta y contrarreloj. No sé porque hago bici, solamente tengo claro que si no lo hago no soy feliz. 
 
¿Hasta cuándo competirá Miryam Nuñez?
Kristin Armstrong tiene 47 años y ganó las medallas de oro en contrarreloj femenino en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. Yo solo tengo 26 años así que mi carrera recién empieza. 
 
¿Qué más le gusta de su trabajo?
Amo entrenar y estar en la bici hasta para ir a comprar pan. Lo que me apasiona es la competencia y sentir la adrenalina cuando me estoy codeando con las mejores en una carrera. No me gusta perder y siempre doy pelea.
 
 
¿Tuvo lesiones?
No me he roto ningún hueso pero las caídas son parte del trabajo. En la vuelta a Colombia me caí en la primera etapa y mi casco me salvó la vida. Solo faltaban 10 kilómetros y el susto fue grande. 
 
¿Qué sucedió en el podio cuando ganó la Vuelta?
Me felicitaron mis compañeras y recibí un abrazo de Nairo Quintana que me entregó el trofeo. Fue un momento muy lindo, emocionante. Hablamos un rato y me dijo: “Miryam, este es el inicio de muchas cosas buenas para ti”. De eso no me voy a olvidar nunca, lo voy a llevar en el corazón siempre. Intenté no llorar para no salir tan mal en la foto…
 
¿Participará en los Juegos Olímpicos?
Tengo que esperar hasta febrero o marzo. Los puntos sumados en la Vuelta a Colombia pueden ayudar. Esta fue la primera carrera internacional después de la pandemia y puede provocar cambios.  
HOY EN HOME