Pirotecnia: ¿Cuánto y cómo afecta a los animales? | Vistazo

Pirotecnia: ¿Cuánto y cómo afecta a los animales?

Estefanía Pareja Jueves, 31 de Diciembre de 2020 - 13:12
Facebook
Twitter
Email

* OPINIÓN

Cuando tenía pocos años, quizás 8, recuerdo ir con mi familia a observar juegos pirotécnicos para despedir el año vivido y celebrar el año que llegaba. Esucaba las explosiones, pero no las sentía tan cerca o tan fuerte. Con el pasar del tiempo, aumentó la cantidad de personas que observaban, la cantidad de pólvora, la variedad de fuegos pirotécnicos y los efectos negativos que todo esto generaba.

Ya no podíamos verlos hasta el final. Llegábamos a casa con ojos llorosos, alergia exacerbada, con zumbidos en los oídos, a algunas personas les daba dolor de cabeza y ansiedad. El ruido intenso, el humo, la multitud desmedida y la contaminación que eso generaba, nos impedía disfrutar como hubiésemos querido.

También debo agregar que todos los años hay incendios y cientos de personas quemadas o mutiladas; además del increíble daño ambiental que se genera, todo por el uso irresponsable de fuegos pirotécnicos.

Si así afecta a la humanidad, teniendo presente que generamos estas actividades con fuegos artificiales y estamos ahí por voluntad propia ¿cómo lo sentirán los animales? Seres que no tienen idea de qué está ocurriendo ni por qué.

Todos los animales sufren y se estresan ante el sonido de disparos o petardos. Incluso las luces de los fuegos pirotécnicos se les hacen tan extrañas que viven momentos de horror. Tanto en los animales que tenemos en casa, como en los que están abandonados en las calles, podemos encontrar anomalías físicas o en su comportamiento producto de esta actividad. Según la organización Animal Ethics, algunas de estas dificultades son:

-    Daños físicos en el aparato auditivo de los animales, recordemos que el oído de muchos animales es considerablemente más sensible que el humano.

-    Estrés y miedo, los ruidos causados por la pirotecnia pueden llegar a generar fobias en los animales, al aumentar las reacciones de pánico a los ruidos fuertes con la exposición repetida a estos.

-    Se estima que la quinta parte de desapariciones de animales mantenidos como compañía (perros y gatos) se deben a sonidos muy fuertes, principalmente fuegos artificiales y tormentas.

-    Un lugar donde los efectos de la pirotecnia en los animales pueden comprobarse de manera muy clara son los zoológicos o refugios. Se ha comprobado que el ruido de la pirotecnia pone en estado muy nervioso a animales como los rinocerontes o guepardos, afectando también de forma visible a otros como los elefantes, mientras que animales roedores continuaban corriendo minutos después de que los ruidos hubiesen cesado.

-    Por otra parte, los petardos son venenosos, y su explosión libera partículas nocivas como el polvo fino (PM10), respirable y tóxico, pudiendo empeorar enfermedades existentes y ocasionar otras.

-    Se puede observar también congelamiento o paralización, los intentos incontrolados de escapar y esconderse, y los temblores.

-    Los animales que viven en ríos o mares, poco o nada pueden hacer para huir de la pirotecnia. Es por esto que lo mejor es tomar alternativas para celebrar.

Lea también: Cómo proteger a tus mascotas del estrés de la pirotecnia de Fin de Año

La alta peligrosidad y el impacto sonoro hacen que se busquen alternativas, como por ejemplo el uso de láser y la llamada pirotecnia fría. Lo que hace el láser es proyectar siluetas y juegos sobre superficies, en el mar o en el cielo -en el caso de que esté nublado-, mientras que la pirotecnia fría consiste en un juego de luces y destellos más estático que la tradicional.

En ciertos países incluso han adoptado el uso de drones (dispositivos electrónicos que se suspenden en el aire dando un espectáculo de luces) para crear patrones similares a los fuegos pirotécnicos.

Cualquiera de estas 3 opciones pueden darse incluso cerca de animales y de equipos para shows en vivo.  Las acciones para reemplazar la pirotecnia deben venir de la ciudadanía, evitando comprar y utilizar estos elementos que tanto daño hacen, y quizá realizando otras actividades en casa para celebrar. Si no hay demanda, no hay oferta.

Si de niña me contaban todo lo que ocasiona la pirotecnia, seguramente me hubiese rehusado a ir a estos eventos en fin de año. Hace más de 10 años no compro un muñeco para quemarlo como es costumbre en Ecuador, y hace más tiempo todavía no utilizo pirotecnia. Les invito a ser parte de un país más amistoso con los animales y la naturaleza. Felices fiestas.

 

HOY EN HOME