Devorado por caníbales: la misteriosa desaparición del joven millonario Michael Rockefeller | Vistazo

Devorado por caníbales: la misteriosa desaparición del joven millonario Michael Rockefeller

Redacción Lunes, 19 de Octubre de 2020 - 20:31
Facebook
Twitter
Email

En 1961 la noticia de la desaparición del joven heredero Michael Rockefeller, dejó atónito a todo Estados Unidos y al mundo. No habían en ese momento, rastros o pruebas que indicaran lo que pasó con el hijo del gobernador de Nueva York y posterior vicepresidente del país norteamericano. Inmediatamente después empezaron las investigaciones sobre la misteriosa desaparición.

Michael se había graduado de la Universidad de Harvard, en donde obtuvo un título honorario cum laude, en 1960. Jamás mostró interés en la política o los negocios, pero sí una pasión desbordante por la Etnología y la Antropología. Su profesión lo llevó a estudiar a la tribu étnica de los Asmat, localizada en el oeste de la denominada por aquel entonces Nueva Guinea Neerlandesa.

"Este es un país salvaje y, de alguna manera, más remoto de lo que he visto antes", escribió el joven investigador sobre este primer viaje.

Con el gran éxito logrado en este primer viaje a la comunidad de Otsjanep, decidió regresar poco tiempo después. Tenía 23 años y su meta era documentar más a los Asmat.

"Michael regresó a Asmat en octubre de 1961. René Wassing (un antropólogo holandés) se reunió con él de nuevo y en Agats presionó a un oficial de patrulla holandés para que le vendiera su embarcación, en la que Michael metió una gran cantidad de artículos de trueque: hachas de acero, anzuelos y sedal de pesca, telas y tabaco. al que los asmat se habían vuelto adictos. Él y Wassing, acompañados por dos adolescentes asmat, visitaron 13 aldeas durante tres semanas", señala una investigación elaborada por el Instituto Smithsoniano.

El joven antropólogo en su primera visita a Nueva Guinea Neerlandesa.

En esta segunda expedición ocurre la tragedia. Después de haberse abastecido con provisiones en Agats, el joven y su grupo tomaron un bote para seguir su camino, pero al cruzar la desembocadura del río Betsj las corrientes empezaron a generar olas que voltearon la embarcación. Una ola ahogó el motor fuera de borda y el catamarán empezó a ir a la deriva.

Lea también: La misteriosa desaparición de la madre de Luis Miguel

Aunque los exploradores lograron resistir por horas agarrados al casco de la embarcación, Michael tomó la decisión de soltarse del bote y nadar hasta la costa más cercana. Eso fue lo último que se supo del millonario heredero. Los exploradores que se quedaron agarrados fueron rescatados luego.

Después de estos acontecimientos, los padres de Michael rentaron un avión para buscarlo, pero no se encontró nada.

La versión más difundida del destino de Michael es que no se ahogó, sino que logró llegar a la costa y fue capturado por indígenas que lo asesinaron y devoraron en una ceremonia ritual. Sin embargo, tanto la familia Rockefeller como el gobierno de Holanda, negaron esa teoría.

Para comprobar este trágico final, existe un escrito del sacerdote Cornelio van Kessel, quien entró en contacto con miembros de la tribu Asmat y que en sus memorias afirmó saber quién tenía la cabeza y los fémures de Rockefeller.

 

HOY EN HOME