Empresa financiada por Bill Gates libera mosquitos modificados genéticamente

miércoles, 5 mayo 2021 - 02:11
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

 

La primera prueba en Estados Unidos con mosquitos Aedes aegypti modificados genéticamente para controlar la población del insecto transmisor de enfermedades como el dengue, el zika y la fiebre amarilla comienzó la semana pasada en los Cayos de Florida.

Después de más de 10 años de avances y retrocesos para lograr la aprobación de proyecto, la compañía británica Oxitec, financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates, comenzó a colocar las primeras cajas con millones de huevos de mosquitos "OX5034" a el pasado 26 de abril. Los puntos de colocación fueron Cudjoe Key, Key y Vaca Key, todos en Florida. Se sabe que los primeros insectos, todos machos, estarían volando libremente este mes de mayo.

LOS MOSQUITOS AEDES AEGYPTI
Aunque son solo el 4 % de la población de mosquitos de los Cayos, donde habitan unas 46 especies de esos insectos, los Aedes aegypti son prácticamente los únicos que transmiten enfermedades.

En 2020, en coincidencia con la pandemia de covid-19, estalló en los Cayos de Florida un brote de dengue como no se veía desde hace 10 años, con más de 50 casos y otros brotes de fiebre del Nilo, también transmitida por mosquitos, en distintas zonas de Florida.

El organismo de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida (FKMCD, en inglés), dijo en un comunicado que se necesitan "nuevas herramientas" para combatir a esa especie de mosquito y dado el ecosistema único de las islas se necesita que sea de "una manera segura, no agresiva con el medioambiente y controlada".

DESARROLLO DEL PROYECTO
La directora ejecutiva del Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida, Andrea Leal, dijo durante una videoconferencia que "Empezamos a estudiar esto hace una década, porque estábamos en medio de un brote de dengue en los Cayos de Florida, así que estamos muy contentos de avanzar en esta asociación, trabajando tanto con Oxitec como con los miembros de la comunidad".

Las cajas se colocaron en seis lugares de la cadena de islas entre la península de Florida (EE.UU.) y Cuba y de ellas saldrán menos de 12.000 mosquitos cada semana durante doce semanas, lo que significa que contando todas la oleadas serán unos 144.000 "OX5034" los liberados.

En otros tres sitios, Key Colony Beach, Little Torch Key y Summerland Key, se harán pruebas con trampas para mosquitos tradicionales con el objetivo de comparar los resultados, según informó Oxitec en un comunicado.

Una vez que salgan de las cajas, los mosquitos machos genéticamente modificados se mezclarán con la población local de su especie. Pero, debido a un gen creado en laboratorio, las hembras surgidas del cruce de esos machos con las hembras "naturales", que son las que transmiten las enfermedades, no podrán sobrevivir y de esa manera se podrá controlar la población de Aedes aegypti.

No es la primera vez que Oxitec, fundada en Reino Unido en 2002, prueba sus mosquitos genéticamente modificados.

En la ciudad brasileña de Indaiatuba se logró con el mosquito de Oxitec reducir hasta en un 95 % los ambientes urbanos propensos al dengue en solo 13 semanas de tratamiento, en comparación con lugares donde no se soltaron mosquitos, dijo la compañía.

CRÍTICAS AMBIENTALISTAS
Previamente las autoridades estatales de Florida y la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos dieron luz verde a la prueba piloto con el comercialmente llamado "mosquito amistoso de Oxitec", que ha despertado el rechazo de medioambientalistas y también de algunos científicos.

El congresista republicano Carlos Giménez, exalcalde de Miami, anunció recientemente que iba a solicitar a EPA una investigación adicional, y la Coalición Medio Ambiental de los Cayos ha lanzado varias campañas e iniciativas para protestar contra la prueba con los mosquitos de Oxitec y quejarse de que no se consultó a la ciudadanía.

"Una vez sueltos será imposible contener la cantidad de estos mosquitos genéticamente modificados, estarán literalmente en cada sitio donde el viento sople", decía una campaña lanzada en agosto pasado en Change.org por la Coalición.

De acuerdo a un estudio elaborado por técnicos de la EPA, el mosquito de Oxitec "no entraña riesgo alguno para la salud humana ni el medioambiente, incluyendo las especies protegidas

Más leídas
 
Lo más reciente