Fallece en prisión asesino serial que concursó en un programa de citas en EE.UU.

martes, 27 julio 2021 - 13:23
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Rodney Alcalá, más conocido como el asesino en serie de The Dating Game, murió de causas naturales el pasado sábado 24 de julio en la prisión estatal de Corcoran, en el condado de Kings, California, Estados Unidos. En 2010, había sido condenado a la muerte por haber llevado a cabo el asesinato de cuatro mujeres y una niña de 12 años entre 1977 y 1979.

Además, contaba con otra sentencia a cadena perpetua por el asesinato de mujeres, realizados en el estado de Nueva York entre 1971 y 1974.

ASESINO EN SERIE

Alcalá nació en San Antonio, Texas, el 23 de agosto de 1943. Más tarde junto a sus padres y hermanas, se mudó a México. No obstante, en 1951 el padre de Rodney los abandonó y a sus 12 años se volvió a mudar a Estados Unidos, a un suburbio de Los Ángeles. Como relata El País, el Alcalá intentó hacer una carrera militar en su adultez, por lo que en 1960 se inscribió en la milicia como secretario, pero poco después, en 1964, fue dado de baja por trastornos mentales.

El hombre solía tener intensos ataques de nervios y un psiquiatra militar le diagnosticó trastorno antisocial de la personalidad. Tras su salida del mundo militar, se inició en la carrera de fotografía y se graduó en el Instituto de Bellas Artes de la Universidad de California, donde el director Roman Polanski fue uno de sus profesores.

En 1968 cometió su primer crimen: secuestró, golpeó y abusó de Tali Shapiro, una niña de ocho años que vivía en Los Ángeles, lo que le valió a Alcalá posicionarse como uno de los más buscados del FBI. Durante ese tiempo, para huir de la justicia se inscribió en la escuela de cine de la NYU bajo el nombre de John Berger.

$!Alcalá participando en The Dating Game.

Fue detenido en 1972 en New Hampshire, ciudad donde se desempeñaba como monitor de un campamento de niños bajo el seudónimo de John Burger, ligeramente diferente al que había usado pravamente. Se lo sentenció a prisión, pero no por el caso de Shapiro, cuyos padres se negaron a testificar. Alcalá cumplió 34 meses en el centro carcelario y luego salió libre.

Fue sentenciado otro tiempo breve después de haber sido hallado culpable de agredir a otra niña, a quien engañó diciendo que la llevaría a la escuela.

MODUS OPERANDI

Durante todo el tiempo que llevó a cabo su actividad criminal, Alcalá mantenía el mismo modus operandi: atraía a sus víctimas diciéndoles que les iba a tomar una fotografía, luego las violaba y las mataba. Por ejemplo, en 1977 los restos de Ellen Hover Jane, de 23 años, fueron encontrados en un terreno baldío.

En 1978 Alcaldá trabajó en Los Angeles Times de modo que convencía a sus víctimas de ser un fotógrafo profesional. Su portafolio de trabajo estaba lleno de fotografías de mujeres desnudas, práctica que después se extendió a adolescentes. Ese mismo año apareció en el juego The Dating Game, pese a sus antecedentes penales.

$!Alcalá con Bradshaw, quien después se negó a salir con él.

Entre 1977 y 1979 -mientras se encontraba en el juego-, Alcalá asesinó a Jill Barcomb (18) quien fue hallada muerta en su casa en Malibú. También Charlotte Lamb (32), estrangulada con un cordón, en 1978. Jill Parentau (21) también fue hallada en su departamento con signos de estrangulamiento, en 1979. Finalmente, ese mismo año, el cuerpo de Robin Samsoe (12) fue encontrado en un camino de trekking, tras desaparecer de la playa de Huntington.

Sorpendentemente Alcaldá ganó el concurso y se suponía que saldría con la “soltera” Cheryl Bradshaw, pero ella se negó a juntarse con él debido a que lo encontraba aterrador.

SENTENCIAS

El ADN de Alcalá fue hallado en los cuerpos de todas sus víctimas. Fue sentenciado a muerte en el estado de California. En 2012 se lo extraditó a Nueva York, donde se lo juzgó por el asesinato de dos mujeres: Cornelia Crillet, en 1971, y Ellen Hover, en 1977. Obtuvo 25 años de prisión.

Alcalá nunca mostró culpabilidad por sus víctimas. Fingía estar dormido durante los interrogatorios y cuando se les mostraba fotos de las jóvenes asesinadas, mostraba el dedo anular. Más tarde se determinó que poseía trastorno narcisista de la personalidad, trastorno límite de la personalidad, trastorno de la personalidad narcisista maligna con psicopatía y sadismo sexual.

Las autoridades creen que el hombre ha sido el autor de otros asesinatos en Los Ángeles y Marine (California), Seattle, Arizona y Nueva Hamsphire.

En 2020, fue extraditado de vuelta a California, donde falleció, a sus 77 años.

Más leídas
 
Lo más reciente