Un libro analiza las sanciones de Supercom contra medios | Vistazo

Un libro analiza las sanciones de Supercom contra medios

Ecuavisa Sábado, 14 de Enero de 2017 - 11:18
Facebook
Twitter
Email
El delito de expresarte”, así se titula el libro en el que varios autores realizan un análisis crítico sobre los resultados de la aplicación de la Ley de Comunicación en Ecuador. 
 
En la publicación se señala que desde la vigencia de la normativa, hace tres años, en la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom) se registraron 606 procesos en contra de los medios de comunicación, de los cuáles 450 cuentan con resolución final. 
 
María Paula Romo, coautora del libro y decana de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la Universidad Internacional, asegura que las sanciones, casi en su totalidad, fueron para los medios privados.   
 
“¿Quiénes son los castigados? El 98% de los castigados son medios privados, solamente el 2% son medios públicos y nunca les ponen una multa”, indica.
 
¿Cómo se inician los procesos en contra de los medios?  Los datos revelan que el 67% de los casos fue directamente a través de la Supercom y el 33%, por denuncias particulares. Romo indica que en varios procesos la Supercom actuó como juez y parte.
 
“Sería cómico que no fuera realidad, pero es realidad: la Supercom es el denunciante, la Supercom es la víctima y la Supercom es quien toma la decisión de sancionar o no sancionar, es el juez”, destaca. 
 
Según la publicación, en los procesos con resolución por tipo de sanción constan: 
 
Multa                          255 
Amonestación            119
Disculpas públicas     48 
 
Además en los tres años la Supercom ha sancionado 16 casos de linchamiento mediático. 
 
Con estos resultados, para Romo, la aplicación de la Ley de Comunicación es nociva para el país.     
 
“La Ley de Comunicación no fue hecha ni para democratizar la palabra ni para igualar el poder de los ciudadanos. La Ley de Comunicación fue hecha para el poder y para que los que están en el poder no puedan ser criticados, no puedan ser cuestionados, no tengan que responder preguntas, para que no los incomode la interpelación de la prensa y de los ciudadanos, para eso fue hecha la ley”, aseveró.
 
Ecuavisa solicitó una versión al superintendente de la Información y Comunicación, Carlos Ochoa. Su asesora indicó, vía correo electrónico, que el requerimiento será atendido el próximo lunes.