Empresa ecuatoriana produce proteína y harina de las moscas

martes, 30 noviembre 2021 - 16:26
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email
Bioconversión centra su actividad en la sostenibilidad y en el aprovechamiento total de la materia prima. Su vínculo con la academia será importante para el futuro.

La eficiencia y sostenibilidad son los pilares fundamentales en Bioconversión. Esta empresa ecuatoriana se encarga de producir harina y abono a partir de la mosca Hermetia Illucens (conocida como soldado negro). Su producto tiene contenido nutricional superior al de la harina de pescado, de modo que revolucionaría el modelo de alimentación animal.

“El concepto de agricultura ahora es utilizar todo”, explica Mauricio Laniado, promotor de la idea y fundador de la compañía. Bioconversión aprovecha los residuos orgánicos de la agroindustria, como cáscaras de frutas, para procesar y utilizarlo como alimento de las moscas. Estos insectos desarrollan su vida dentro de criaderos para aprovechar al máximo cada etapa. Al final, los insectos pasan por un proceso industrial que los convierte en harina.

$!El tiempo promedio de vida de la mosca soldado negro es de 45 días.

La compañía levantó la primera planta de este tipo en Guayaquil. Estratégicamente se ubica la Zona Especial de Desarrollo Económico (ZEDE) del Litoral de la Espol, en la vía Perimetral. Eso les permite tener beneficios tributarios, como exención de aranceles o reducción de impuesto; pero lo principal es el vínculo con la academia, que permitirá futuras investigaciones para el país y el mercado. “De la mosca se puede aprovechar la melanina, pero nosotros no tenemos el conocimiento para extraerlo. La Espol puede brindarnos ese apoyo académico”, manifiesta Laniado.

$!Mauricio Laniado es el fundador de Bioconversión. Conoció el fenómeno de la proteína de mosca por dos profesores suizos y se involucró en un proyecto similar en Singapur, antes de traerlo al Ecuador.

Bioconversión tendrá la capacidad de producir 14,500 toneladas de materia orgánica al año, que se convertirán en 1,200 toneladas de harina de proteína de insecto y 5,000 toneladas de abono orgánico. “Con este producto se promueve la economía circular, puesto que se aprovechan los residuos orgánicos que terminan en botaderos y generan gas metano”, detalla su representante. Asimismo, la planta, de 2,700 metros cuadros, cuenta con un diseño que permite una ventilación e iluminación natural en las principales secciones de la operación.

$!Bioconversión ha montado su planta en la ZEDE de la Espol. El ensamblaje de las maquinarias es local.

Según las proyecciones, al ser un sector que todavía no se explora en la región, el potencial de la industria de proteína de insecto en Guayaquil puede generar 146 millones de dólares en ventas anuales. Esto iría de la mano con 2.000 nuevas plazas de trabajo. Bioconversión ha invertido 2 millones de dólares hasta la fecha y a finales de año empezará la producción en su nuevo espacio.

Más leídas
 
Lo más reciente