¿Por qué el gobierno mexicano está demandando a las fábricas de armas estadounidenses?

martes, 31 agosto 2021 - 14:00
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El gobierno de México, encabezado por el presidente Andrés López Obrador, cree que la ola de violencia que vive el país está asociada a las compañías estadounidenses que fabrican armas. Por ello, López Obrador ha interpuesto una gran demanda a empresas como Smith & Wesson, Colt, Barrett Firearms y Ruger & Co., para que regulen y monitoreen la compra y venta de armas en el país latinoamericano.

Según El Espectador, el gobierno de México demandó a 11 compañías estadounidenses por “promover prácticas comerciales negligentes e ilícitas, que facilitan el tráfico ilegal de armas a México”. El ejecutivo transparentó varias cifras, entre las que resaltó que cada año se trafican ilegalmente más de 500.000 armas desde EE.UU. a México y en 2019, estas fueron responsables de más de 17.000 homicidios.

López Obrador indicó que su demanda no es contra el gobierno de Estados Unidos, ni pretende ir en contra de la enmienda que les permite a los estadounidenses portar armas. “Es un procedimiento civil porque nos afecta que no haya control sobre la venta de las armas”, señaló AMLO.

Si bien Estados Unidos ha apoyado al vecino país en la lucha contra el narcotráfico, el gobierno mexicano no cree que esto sea suficiente. Por su parte, la Asociación de la Industria de Armas de Fuego dijo que las acusaciones de México eran falsas y que el gobierno está buscando un “chivo expiatorio”.

“El gobierno mexicano es responsable del crimen desenfrenado y la corrupción dentro de sus propias fronteras. En lugar de buscar el chivo expiatorio de las empresas estadounidenses que respetan la ley, las autoridades mexicanas deben concentrar sus esfuerzos en llevar a los cárteles ante la justicia” señaló el grupo en un comunicado.

El Gobierno de México estuvo preparando la denuncia durante dos años y la presentó el pasado 4 de agosto en un tribunal de Massachusetts. De acuerdo con El Espectador, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, la acción realmente pretende modificar cómo actúan las empresas en el país ya que a través de su marketing impulsarían el uso ilícito de las mismas. Además, tampoco hacen nada para evitar el daño y Ebrard llegó a decir que los fabricantes hacen armas para el uso específico de los narcotraficantes.

Con ello hace referencia a la pistola calibre .38 que fue usada para matar a la periodista Miroslava Breach Velducea en 2017. El arma, fabricada por Colt tenía grabado el rostro del revolucionario mexicano Emiliano Zapata.

El gobierno mexicano espera que se adopten medidas de monitoreo para evitar que sean usadas por los carteles. Asimismo, ha pedido recursos para llevar a cabo una campaña que eduque a la población contra el tráfico de armas.

Varios expertos miran con incredulidad la demanda de AMLO, pues las leyes estadounidenses ofrecen inmunidad para los fabricantes de armas y será complejo convencer a la corte de Massachusetts.

Más leídas
 
Lo más reciente