Ecuador inaugura la Subsecretaría de Diversidades para combatir la discriminación contra la población LGBTI

lunes, 28 junio 2021 - 14:05
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Este lunes 28 de junio, por motivo del Día del Orgullo LGBTI, se inauguró en Ecuador la Subsecretaría de Diversidades, un organismo que tendrá en sus hombros la ardua tarea de combatir la discriminación hacia las poblaciones sexo genéricas, así como las llamadas ‘clínicas de deshomosexualización’.

"Hoy el Ecuador marca un hito histórico en el que se une a los 62 países en el mundo en construir una política pública con leyes de protección contra la discriminación por motivos de orientación sexual", indicó la secretaria de Derechos Humanos, Bernarda Ordóñez, en el acto inaugural celebrado en Quito.

Ordóñez añadió que la creación de la Subsecretaría ha sido un derecho durante años "olvidado", y que "las leyes y la normativa no son suficientes" para garantizar la no discriminación y violencia que sufren estas poblaciones.

"Es necesario que sean complementados con esfuerzos para cambiar las actitudes sociales desde una lógica participativa, incluyente y respetuosa", defendió.

Entre las principales estrategias de la recién creada institución del Estado, el subsecretario de Diversidades, Felipe Ochoa, resaltó que se impulsará la implementación de mesas interinstitucionales de trabajo permanentes, "para la clausura de las clínicas de terapia para intentar modificar la orientación sexual o de género".

Lamentó que en este tipo de centros, popularmente conocidos como "clínicas de deshomosexualización", "se ejercen prácticas que vulneran los derechos de las personas LGBTIQ+".

Se trata de una realidad solapada en Ecuador, pese a las denuncias de ONG y organismos internacionales por la total impunidad sobre la materia.

Miembros del colectivo LGBTI sufren vejaciones en estas clínicas, a donde son enviados por parte de sus propios familiares, y sus responsables los recluyen bajo el pretexto de que sufren algún tipo de trastorno o problema de adicción.

Torturas físicas y psicológicas, humillaciones, mala alimentación, privación de sueño, descargas eléctricas y "violaciones correctivas", son prácticas llevadas a cabo en estas clínicas repartidas por todo el territorio nacional, donde internan a la fuerza a los jóvenes para corregir su orientación sexual, según las denuncias.

El Comité contra la Tortura de la ONU ha expresado su preocupación sobre estos centros, que ahora desde la Subsecretaría de Diversidades se buscará erradicar.El subsecretario avanzó que en paralelo, "se implementará una ruta de acción para las personas que son ingresadas en estos lugares", y que se trabajará con todas las instituciones del Ejecutivo para lograr un acuerdo de medidas administrativas específicas que garanticen los derechos de las personas LGBTI "en ambientes libres de discriminación laboral".

Más leídas
 
Lo más reciente