El libreto de los tiranos

viernes, 10 mayo 2019 - 01:23
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

    Hemos perdido la cuenta de las veces que una  marea humana ha exigido que Nicolás Maduro abandone el poder. Sigue ahí, a pesar  de que Venezuela es el mayor desastre económico  de la región, de que por inoperancia de su régimen  la producción petrolera ha caído de tres millones de  barriles diarios a un millón, de que la inflación este  año será la más alta que país alguno haya tenido en  la historia de la humanidad: 10 millones por ciento  de aumento; de que cerca de cuatro millones de sus  compatriotas han abandonado el país porque no  tienen comida, salud ni posibilidades de empleo.  La lista puede continuar, pero Maduro sobrevive.
     
    ¿Cómo lo hace? La respuesta parece estar en un  documental de la BBC de Londres. En este documental se entrevista a varios catedráticos británicos  y estadounidenses expertos en tiranías, quienes basándose en dictadores de países asiáticos, africanos y  exrepúblicas soviéticas, han encontrado un esquema  similar. Al escucharlos, uno comprende que Maduro  ha seguido al pie de la letra el libreto de los tiranos.
     
    El primer requisito es contar con un aparato  de control para desarticular a la sociedad civil. La  represión violenta compensa la falta de apoyo popular. En Venezuela en las manifestaciones han  muerto más de 200 personas y heridas más de 500.  Por otra parte los opositores viven con el temor de  ser arrestados. El régimen de los tiranos les presenta como “agentes extranjeros” y manipula la ley  para desarticularlos. Henrique Capriles, María Corina Machado, Leopoldo López, son tres ejemplos.
     
    En este esquema los “fieles” al dictador reciben  parte del botín. El número de “fieles” que participa  del botín no es tan alto: entre 12 y 100. En el caso  de Nicolás Maduro está la cúpula militar con la cual  ha sido espléndido. Administran la petrolera estatal  PDVSA y la distribución de alimentos. Los tiranos  tienden a aplicar la máxima de guerra de Sun Tzu  de “Mantén a tus amigos cerca y a tus enemigos  aún más cerca”. En Venezuela esto es evidente con  Diosdado Cabello. Maduro intentó a través de los  cubanos eliminarlo, denunciándolo a Estados Unidos por su vinculación con el narcotráfico, pero no  pudo lograrlo porque Cabello mantiene relaciones  militares claves. Por ello lo tiene a distancia corta,  como presidente del poder constituyente.
     
    El dinero es la clave en el respaldo al régimen.  Los leales no lo abandonan porque no tienen la  certeza de que recibirán iguales prebendas después.  Esta parte del libreto tal vez explica porqué Guaidó  no logra virar a los militares de alto rango.
     
    Otro punto interesante es que la administración  del Estado queda en manos de los mediocres. Los  tiranos nunca buscan gente competente porque se  convierte en amenaza. La mediocridad es evidente  en el régimen de Maduro. El mejor ejemplo es el  desastre eléctrico.
     
    Los tiranos no abandonan su puesto fácilmente.  Han visto que en la mayor parte de casos terminan  frente a un pelotón de fusilamiento o en la cárcel,  por ello harán hasta lo imposible por quedarse.  Lastimosamente para nosotros:“La tiranía en cualquier parte es una amenaza para la libertad en todo  lugar” (Alex Storozynski). 

    Más leídas
     
    Lo más reciente