<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

¡Alimenta tu piel!

jueves, 6 mayo 2021 - 10:06
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

“Dime qué comes y te diré como luces”. Esta frase nos da una señal de que la alimentación tiene repercusiones en la salud de la piel, dos expertas tanto en dermatología como en nutrición nos aconsejan qué ingerir para que nuestra dermis refleje esa luminosidad que todas queremos.
 
Para empezar debes tener en cuenta que no vamos a hablar de edad ni arrugas, sino de alimentos que te ayudarán a lucir una piel sana.
La dermatóloga, Paola Felix, nos explica que los nutrientes beneficiosos son los ricos en antioxidantes y vitaminas, estos se encuentran en las frutas y verduras.
 
Rejuvenecimiento y reparación
La dermatóloga nos dice que el colágeno es uno de los nutrientes más beneficiosos. Está ligado a la piel joven, que se recupera rápidamente, y son las proteínas que encontramos en las carnes y los huevos las que ayudan a la producción de este componente. Pero también requerimos de otros alimentos que van de la mano.
 
Uno de ellos es la vitamina C, que podemos encontrar en frutas como la naranja, el kiwi, el limón, la mandarina, las frutillas, entre otras. Este nutriente es importante para ayudar al proceso de formación de nuevo colágeno, esto va direccionado al rejuvenecimiento y a su vez también sirve para la reparación celular al igual que la vitamina D y E. 
 
Las sustancias perjudiciales
La doctora Felix señala a los azúcares refinados como los más perjudiciales, pues estos pueden generar glicación de los tejidos, se trata de una reacción natural de la glucosa sanguínea con el colágeno y elastina, lo que genera el principal factor que acelera el envejecimiento de la piel.
 
Las grasas saturadas y el consumo excesivo de carbohidratos también conducen a la glicación que según explica la dermatóloga “promueve la elevación de la insulina, cuya finalidad es romper las cadenas de carbohidratos y llevarlas hacia el hígado para hacer un reservorio de energía, pero cuando hay demasiada insulina en el cuerpo, esta nos trabaja en contra porque causan ciertos factores de crecimiento epidérmico que nos llevan a sufrir de acné, rosácea, oscurecimiento y engrosamiento de zonas (codos, axilas, entrepiernas, cuello) en el cuerpo, aparición de lunares péndulos y fenómenos inflamatorios de la piel”. 
 
Además, nos advierte que el consumo de lácteos hace que se eleve la insulina, lo que puede causar alteraciones metabólicas. Y señala que debemos estar atentos a las señales de la piel, desde las antes mencionadas, así como cambios drásticos, como que de pronto la piel y el cabello se vuelvan grasosos o haya acné tardío en zonas como la barbilla y el cuello. 
 
 
Todos los grupos de alimentos
La nutricionista, Daniela Pita, nos explica que es importante tener una dieta variada y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos. Principalmente recomienda el consumo de antioxidantes, como las vitaminas  C y E, esta última se puede conseguir en mayor cantidad en las semillas de girasol, en el aceite de oliva, en el pescado, en las verduras de hoja verde, en las nueces, en la yema del huevo y en las legumbres.
 
La vitamina A, la cual se puede adquirir especialmente en frutas y verduras de color anaranjado, como la zanahoria y la calabaza, tiene una función antiacné, contribuye a una piel sana y favorece el desarrollo de pigmentos.
 
Tips para nutrir tu piel
La especialista en nutrición aconseja tomar un jugo verde en ayunas, combinando frutas con vegetales, esto permite una absorción rápida y eficaz de los alimentos beneficiosos para la piel. También sugiere el consumo de 3 porciones de frutas al día, así como 2 de vegetales preferiblemente crudos para evitar que pierdan sus vitaminas y minerales.
 
Para poder consumir colágeno la experta señala el pollo, el pescado y la carne en cocciones libres de frituras, así como las frutas de color rojo. Por su parte, los frutos secos, ricos en Omega 3, 6 y 9, tienen ácidos grasos beneficiosos que estimulan la producción de esta  proteína. Y para evitar el deterioro del colágeno puedes recurrir al té verde. 
 
En el caso de requerir suplementación de colágeno, la nutricionista indica que lo recomendado son 10 gramos diarios, pero alerta a que hay que tener cuidado porque el exceso puede causar reacciones alérgicas.
 
Los carbohidratos sí son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo, siempre y cuando se ingieran en cantidades adecuadas. Se debe tener presente que cuando este grupo es excluido de la alimentación el cuerpo empieza a consumir las proteínas (que son esenciales para la elasticidad y reparación de la piel) para convertirlas en energía. 
 
 
Sabías que…
  • La piña y la cúrcuma tienen funciones diuréticas y drenantes que ayudan a disminuir la inflamación.
  • La uva, los arándanos y las moras son una fuente importante de polifenoles, que son compuestos antioxidantes que luchan contra agentes que causan el desgaste de nuestras células.
  • El banano contiene sustancias que promueven la serotonina, llamada la hormona de la felicidad, esto beneficia a la salud emocional que también tiene repercusiones en cómo luce nuestra piel.
 

Más leídas
 
Lo más reciente