Alertan que la diabetes aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal

sábado, 13 noviembre 2021 - 13:01
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 deben ser considerados con un mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal debido a las condiciones comunes que comparten ambas enfermedades, aseguró este sábado el director médico de Asofarma, Arturo Vázquez Leduc.

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el 14 de noviembre, Vázquez Leduc recordó que la diabetes y el cáncer colorrectal comparten condiciones semejantes: una alimentación poco saludable, la obesidad, un estado inflamatorio e incluso algunos tratamientos para regular el azúcar en la sangre.

Por ello, algunos investigadores sugieren que los pacientes con diabetes tipo 2 deben ser considerados en los métodos de detección temprana de cáncer colorrectal (CCR) con la finalidad de otorgar un tratamiento oportuno por el riesgo aumentado que presentan.

Este padecimiento puede aumentar el riesgo de cáncer colorrectal, por lo que resulta de alta relevancia la detección oportuna.

El director médico de la Asociación Farmacéutica, Asofarma, destacó que la Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda llevar a cabo pruebas de detección a partir de los 45 años en personas con riesgo promedio.

Y antes de esa edad si existen antecedentes familiares de cáncer colorrectal; de ahí la importancia de que los pacientes con diabetes se realicen los estudios necesarios, como la colonoscopía, para detectar oportunamente cualquier anomalía.

Vázquez Leduc aconsejó realizarse pruebas de detección oportuna como la colonoscopía, porque si se detecta en etapas iniciales, el cáncer colorrectal puede ser curable hasta en el 90% de los casos, inclusive también en pacientes con diabetes.

"Es esencial acudir al médico, pacientes con o sin diabetes, porque en etapas iniciales el cáncer colorrectal cursa sin síntomas, por ello la importancia de realizarse una colonoscopía, porque puede evitar el desarrollo de este padecimiento", agregó.

"Si durante el estudio se detecta crecimiento de tejido irregular en el intestino grueso, lo que se conoce como pólipos, pueden ser retirados durante el procedimiento previniendo que se conviertan en cáncer colorrectal", precisó el doctor.

Los principales síntomas de esta enfermedad son dolor y distensión abdominal, cambio en las evacuaciones (estreñimiento y/o diarrea), sangre en las evacuaciones, fatiga y pérdida de peso inexplicable.

Más leídas
 
Lo más reciente