Bancos otorgan créditos para la construcción amigable con el ambiente con bajas tasas de interés

martes, 16 marzo 2021 - 07:18
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Cuatro bancos otorgan créditos verdes para la construcción amigable con el ambiente, con una tasa de interés preferencial. A futuro se espera que se sumen más entidades.
 
La construcción de una vivienda, sea casa o departamento, tiene su impacto sobre el ambiente. Desde 2018 se ofrecen créditos verdes en la banca ecuatoriana para reducir la huella de carbono no solo en el momento de la obra, sino a largo plazo.
 
Ese es el caso del Edificio Vida, que lo promueve Rosero Constructora al norte de Quito. Por la compra de un apartamento se contribuye para la adquisición de 50 hectáreas de bosques en el Chocó ecuatoriano, que será entregado a la Fundación Jocotoco para la preservación de por vida de ese ecosistema.
 
“Esa es una acción efectiva para mitigar el cambio climático y evitar la deforestación”, afirma David Rosero, gerente general. Y añade: “Estimamos que para el nuevo comprador, el parámetro de vivienda verde sea uno de los requisitos fundamentales a la hora de la adquisición”.
 
A ese proyecto se suma Harmony Apartamentos. Este edificio cumplirá con los parámetros de carbono neutro. Esta empresa desarrolló tres proyectos en 2020 con ese concepto en el norte de la Capital. Dalí, Elize y Essence fueron premiadas por la Secretaría de Ambiente del Municipio de Quito por ser edificaciones sostenibles.
 
Las viviendas tienen que cumplir con varias certificaciones como la EDGE. De esa forma, se avala que la propiedad tiene eficiencia energética, reducción en el consumo de agua, implementación de plantas de reciclaje y tratamiento de agua, dotación de jardines verticales, confort térmico, confort lumínico, reciclaje y otros beneficios.
 
Edificio Vida promueve la protección de los bosques en el Chocó ecuatoriano.
 
CERTIFICACIONES 
 
El incremento de proyectos con perspectiva ecológica aumentaron en los últimos años. Especialmente, ese giro se dio cuando la banca firmó el Protocolo de Finanzas Sostenibles en 2016. Actualmente los bancos que tienen esa línea crediticia son Pichincha, Bolivariano, Produbanco y ProCredit.
 
“Desde el Comité de Finanzas Sostenibles de la Asobanca y por iniciativas propias de los bancos miembros, se está impulsando la creación de estos productos en más instituciones bancarias”, señala Julio José Prado, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca).
 
Banco Pichincha es la principal entidad en otorgar este tipo de crédito. Entre 2019 y 2020 colocó 91 millones de dólares. Mientras que para 2021 tiene previsto superar los 30 millones de dólares en biocréditos.
 
Esta institución financiera asesora a las pymes y a las empresas constructoras. A más de los requisitos habituales para un hipotecario, se suma la obtención de al menos una certificación de construcción sostenible como EDGE, LEED o BREEAM.
 
De esa forma, cuando el cliente final quiere adquirir una propiedad con esas certificaciones, el trámite es similar a un crédito tradicional, pero con una tasa de interés más baja. Al momento ha financiado cerca de 30 proyectos que cuentan con la certificación EDGE. 
 
Esto significa que el bien cumple con un ahorro de, al menos, 20 por ciento en agua, energía y materiales de construcción. Tres de estas iniciativas superaron el 40 por ciento de ahorro, por lo que obtuvieron la distinción especial EDGE Advanced.
 
“Las certificaciones como la EDGE son accesibles para los promotores sin necesidad de realizar inversiones adicionales o demasiado costosas”, indica Ignacio Maldonado, vicepresidente ejecutivo de Marketing del Banco Pichincha.
 
SOHO 360 es un proyecto que se desarrolló con crédito verde en Guayaquil.
BENEFICIOS 
 
Banco Bolivariano es otra institución financiera que otorga este tipo de crédito desde hace dos años, en los que colocó alrededor de 18 millones de dólares. Con esos recursos se han ejecutado un proyecto residencial en la provincia de Santa Elena y uno residencial-comercial en Samborondón, a pocos minutos de Guayaquil.
 
Desde la entidad mencionan que el impacto de este tipo de crédito no solo favorece a la naturaleza. También se obtiene un mejor avalúo de la propiedad, ahorro de costos operativos, espacios internos con mejores condiciones térmicas y mejores condiciones crediticias como tasas de interés preferenciales, períodos de gracia y plazos acordes a la inversión.
 
En tanto que Banco ProCredit ha otorgado 17 millones de dólares en 60 proyectos en los últimos dos años. “Este segmento, sin duda, se ha visto favorecido por la pandemia, teniendo en cuenta que los temas ambientales se han convertido en foco de interés de los consumidores”, señala Katarina Zdraljevic, jefa de la Unidad de Gestión Ambiental de ProCredit.
 
Es así que esta entidad prevé un crecimiento en 2021 de este tipo de financiamiento. Los principales interesados en obtener los créditos verdes son las constructoras, ya que buscan cómo mejorar la eficiencia en cuanto al consumo de recursos, el buen momento de ese tipo de vivienda en el mercado y por las mejores condiciones de financiamiento
 
Esta entidad ha financiado varios proyectos de Uribe Schwarzkopf y Rosero Constructora, a más de remodelaciones de viviendas.
 
“Si el cliente va a adquirir una vivienda con el certificado EDGE, LEED o alguno similar, se podría automáticamente aplicar las condiciones preferenciales del préstamo. En el caso de que la vivienda no cuente con el certificado, nuestros expertos técnicos realizan un análisis”, añade Zdraljevic.
 
Produbanco, otro de los protagonistas de este segmento, colocó 17 millones de dólares en crédito verde en 2019 y 2020. “Esperamos un 2021 sin mayores crecimientos, con desembolsos alineados a los proyectos ya revisados desde 2019 y 2020”, indica José Ricaurte, vicepresidente de Banca Minorista.
 
Uno de los principales retos para incentivar el mercado con viviendas ecológicas, según Ricaurte, es informar más sobre las técnicas sostenibles disponibles en el mercado. Otro desafío es que los datos municipales expongan de forma clara los impactos ambientales y beneficios generados de los proyectos desarrollados a los consumidores y al resto de actores del sector.
 
Aquarela es un proyecto que se puede acceder con crédito verde.
 
NUEVA ERA 
 
El desarrollo de este sector va de la mano de las constructoras. Es así que todos los proyectos de Uribe Schwarzkopf (US) que empiezan su etapa de diseño y planificación en 2021 tienen estándares pro eco living (marca de arquitectura sostenible de US), dependiendo de su ubicación. Algunos de ellos cumplirán propósitos de densificación en altura y certificación EDGE.
 
Dentro de este enfoque promueve los proyectos Aquarela, Unique y One en Quito, a los cuales se puede acceder con crédito verde. En tanto que en Guayaquil se destaca Pronobis. Esta empresa desarrolló Santana Lofts con crédito verde y fue entregado en 2020. Otros proyectos que está promoviendo son Soho 360 y Midtown.
 
Estas dos últimas propuestas cuentan con el sistema de domótica, que permite el control de iluminación, climatización, entre otros, con el fin de ahorrar energía.
 
Para este primer trimestre se tiene previsto comercializar un edificio residencial que estará bajo la ordenanza de proyectos verdes del Municipio de Guayaquil. En su diseño se ha considerado la orientación del edificio para que capte la luz solar durante el día. Además se implementarán techos vegetales, aires acondicionados de bajo consumo en los departamentos, luces con sensores de movimiento y alumbrado público con energía solar.
 
“Las nuevas generaciones están creando conciencia sobre la sostenibilidad y ellos son los que harán que las proyecciones de vivienda con parámetros verdes crezcan con el pasar de los años”, concluye Juan Albán, gerente general de Pronobis.
 

Tags:
Más leídas
 
Lo más reciente