Precios de fletes navieros afectan al comercio

lunes, 22 noviembre 2021 - 16:50
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El comercio mundial enfrenta desde el año pasado una grave crisis debido al alto costo de los fletes navieros, así como a la congestión en los puertos debido a la escasez de contenedores.

La rápida recuperación de ciertas economías y el cambio de los hábitos de consumo detonaron un incremento importante en el volumen de carga, una demanda inesperada a la que la infraestructura portuaria de ciertos países y la oferta de transporte marítimo en determinadas rutas no estuvo preparada para responder.

Fernando Donoso Paz y Miño, presidente de la Cámara Marítima del Ecuador (CAMAE), explica que el impacto es global, se da con mayor fuerza en las rutas que conectan con Asia y que la crisis en el sistema ha provocado limitaciones en el acceso a equipos y espacios, empujando a un aumento en el nivel de fletes.

“El precio de los fletes se regular por la oferta y demanda. El desequilibrio que actualmente existe entre la oferta de espacios y equipos versus una mayor demanda de servicio, motivada por un mayor volumen de carga, provoca un alza de fletes, además de la disrupción de la cadena logística mundial”, asegura.

Johan Bacigalupo, gerente comercial para la Costa oeste de Sudamérica de Maersk, explica que debido a que la demanda de fletes y contenedores sigue en aumento, la industria marítima tuvo que poner a disposición todos sus barcos, por lo que el siete u ocho por ciento de naves con contenedores disponibles para cualquier emergencia tuvieron que salir al mercado.

El vocero afirma que la industria que negocia el transporte por contratos anuales no ha visto un efecto muy fuerte en los costos por los servicios navieros, salvo el impacto del incremento del precio de los combustibles.

Una situación diferente para los exportadores spot (sin contrato), debido a que sus fletes se rigen por las dinámicas de la oferta y demanda del mercado, que por los problemas de disponibilidad han aumentado los precios. Los costos de los fletes en Ecuador, por ejemplo, han aumentado un 15 o 25 por ciento.

Las negociaciones de contratos de fletes navieros que se realizan de octubre a diciembre tienen ahora un nuevo escenario, debido al alza de las tarifas de fletes y rubros navieros, estos últimos causados por los problemas operativos en los puertos (tiempo de espera, contenedores paralizados). Asimismo, la construcción de contenedores, por efecto de la cotización de los materiales, también ha subido entre 3 y 4 veces, con relación al 2019.

Lea también: Ecuador es pionero en la producción de la primera piña carbono neutro del mundo

“La única forma de asegurar esos espacios de carga para Ecuador es garantizando una dinámica comercial hacia el país, a fin de competir. Es decir, ser competitivos para que lleguen contenedores vacíos de reposición. Se vienen incrementos en los precios en las negociaciones futuras, eso es inevitable, porque esa es la tendencia de las negociaciones de otros participantes del comercio internacional”, remarca Bacigalupo.

Frente a la crisis

El titular de la CAMAE manifiesta que a lo largo de esta crisis los distintos actores a nivel mundial han venido aplicando diversas medidas para tratar de reducir el déficit de servicio existente, tales como la total ocupación de la flota disponible (naves y equipos), la optimización de itinerarios, nuevas órdenes para la construcción de naves y contenedores, digitalización de procesos, entre otras. Pero, lastimosamente no todas han podido generar resultados en el corto plazo.

$!Los cierres temporales de algunas terminales marítimas en China y otros países de Asia también han dificultado el desarrollo logístico del comercio internacional.

En lo que respecta a las operaciones portuarias en Ecuador, la infraestructura portuaria ha mantenido una operación regular, garantizando la prestación de servicios, sin los problemas de congestión experimentados en otros puertos de la región.

“Los factores y eventos que han generado estas distorsiones son ajenos al control local. Los distintos actores vienen aplicando estrategias y acciones a nivel regional y mundial, buscando el abastecimiento de recursos en cada mercado, para asegurar de esta forma la regularidad de sus servicios”, recalca.

Felipe Ribadeneira Molestina, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores y del Comité Empresarial Ecuatoriano, coincide con él y señala que se está conformando un frente de emergencia logístico para abordar el tema con las autoridades y trabajar en aquellos problemas que se pueden solucionar de manera interna, como son la eficiencia, competitividad y seguridad.

Pero a nivel externo -advierte- el panorama es complejo, debido a que Ecuador es un mercado pequeño y no puede cambiar la balanza a su favor. Lo que está ocurriendo obedece a la ley de la oferta y la demanda, por lo que hay que tratar de buscar otras alternativas distintas a la opción naviera.

Una de ellas son los fletes aéreos y cita como ejemplo cómo aerolíneas de pasajeros han eliminado sus asientos y rediseñado sus espacios para el transporte de carga, como fue el caso de American Airlines, Delta, Air Canada, Air New Zealand, Emirates, China Eastern, entre otras.

“Hay que buscar alternativas en vez de esperar a que se construyan nuevos barcos y eso va a tomar mucho más tiempo. La idea también es hablar con las navieras para buscar soluciones y establecer muchos diálogos, porque no es un problema local si no a nivel mundial”, señala.

Más leídas
 
Lo más reciente