Pagar los estudios con tarjeta de crédito es una práctica más recurrente en el país

miércoles, 4 agosto 2021 - 13:18
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El pago de los estudios con tarjeta de crédito es cada vez más común en Ecuador. Esto debido a los beneficios que ofrecen y a la posibilidad de acceder a un extra cupo exclusivo para educación.

Una muestra de la preferencia que tiene esta forma de pago se muestra en Produbanco. Actualmente, esta entidad financiera registra en los últimos 3 años un incremento del 30% interanual en el volumen de su cartera de tarjetas de crédito destinada al pago de estudios.

Sebastián Quevedo, vicepresidente de Medios de Pago de la entidad, comenta que el 80% de pagos de matrículas realizadas con sus tarjetas de crédito se realizaron de manera digital en lo que va del año.

“Esta tendencia obedece al mayor conocimiento del mercado sobre las ventajas de pagar con este medio de pago y a la incorporación de más de establecimientos educativos a esta alternativa; solo en nuestro caso contamos con más de 70 acuerdos con establecimientos educativos”, explica.

Pero, ¿Qué ventajas ofrece esta forma de pago? A continuación, el especialista brinda unas pautas:

Funcionamiento

● Las tarjetas de crédito cuentan con un cupo establecido para cualquier tipo de consumo. En el caso de pagos para estudios, los emisores bancarios aplican esquemas diferentes para entregar beneficios a los estudiantes. Por ejemplo, Produbanco brinda la posibilidad de gestionar un extra cupo para pagar valores correspondientes a programas educativos, ya sean matrículas, colegiaturas, semestres completos, maestrías, entre otros.

● Para acceder a este extra cupo, el banco lleva a cabo un proceso de análisis del cliente, el cual incluye la revisión de su buró de crédito (historial crediticio) y su capacidad de pago. Dependiendo de los resultados de la calificación, se asigna un monto determinado para este tipo de gastos.

● La institución educativa que va a recibir el pago debe tener un acuerdo previo con el banco, a través del cual se permite este tipo de financiamiento. Gracias a estos convenios, además se establecen algunos beneficios como meses de gracia y diferimiento de hasta 60 meses plazo. En algunos casos los bancos mantienen alianzas con estos centros educativos para facilitar el pago de algún programa de becas.

● La mayoría de acuerdos con los establecimientos educativos contemplan pagos a 10 meses sin intereses. Es decir, funciona como un cargo recurrente a la tarjeta de crédito, ya que el cliente puede hacer el pago por la totalidad del programa en un mes determinado, generando la recarga de este valor de manera mensual, lo que equivale a tener un diferido.

● En ciertos casos, dependiendo de la negociación con la institución educativa, se incluyen meses de gracia iniciales, los cuales permiten que el cliente tenga liquidez para financiar otros gastos asociados a sus estudios como compra de útiles escolares.

● Se aplica para cualquier tipo de tarjeta.

Lea también: La asistencia robótica se afianza en el sector bancario

Ventajas:

El cupo inicial de la tarjeta de crédito se mantiene intacto, ya que se trata de un extra cupo que se origina a partir de los acuerdos que tiene el banco con las diferentes instituciones educativas.

Se puede acceder a diferimientos sin pago de intereses, hasta 60 meses plazo.

Para los establecimientos educativos también representa una ventaja, ya que le genera ahorro en costos operativos. Por ejemplo, no necesitan incurrir en gastos por cobranzas, ya que tienen el pago asegurado al provenir del banco directamente.

● Los pagos se pueden realizar de manera digital, facilitando el proceso al cliente, quien ya no necesita ir presencialmente al establecimiento educativo cada mes para hacer los pagos.

Recomendaciones:

● No sobrepasar el cupo establecido. Lo ideal es siempre mantener el 50% disponible.

● Pagar las cuotas a tiempo y priorizar el pago total y no el mínimo. Por ninguna razón debe ser inferior al monto comprometido en pagar.

● Mantener el control de los consumos, sin sobrepasar la capacidad de pago. Para ello es importante revisar el estado de cuenta cada mes y evaluar la liquidez personal.

● Lo más recomendable es tener un máximo de dos tarjetas de crédito. De esta manera, se tiene un mejor control de los gastos.

Más leídas
 
Lo más reciente