<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

La atención especializada contra las plagas vuelve a tomar interés tras la pandemia

martes, 21 junio 2022 - 10:25
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email
En diferentes épocas del año, la presencia de plagas suele traer consigo pérdidas económicas y afectaciones constantes a la salud y al ecosistema. Por ello, expertos recomiendan trabajar en una atención de prevención antes de requerir un servicio correctivo.

En invierno o verano, la presencia de plagas en el Ecuador muchas veces está relacionada con los factores climáticos y otras condiciones que terminan provocando la aparición masiva de organismos que causan graves daños a la población (personas, animales o vegetales) y bienes materiales.

Por ejemplo, en el invierno una de las principales plagas que afecta al país son los mosquitos, por lo que su atención, tanto en hogares como en empresas es fundamental para prevenir el contagio de enfermedades, como el dengue, o las incomodidades que usualmente generan.

Lea también: La oferta de servicios de limpieza se reactiva

Mientras que varios expertos coinciden en que la demanda de control de termitas, roedores y cucarachas suele presentarse durante todo el año a causa de la humedad, disponibilidad de alimentos y el posible hospedaje en caso de no tener las barreras apropiadas en infraestructuras.

José Villacis, vicepresidente y gerente de operaciones de Fumieco Control, comenta que durante los dos primeros años de pandemia la desinfección de ambientes era la prioridad, también en el control de plagas de igual fue necesario en muchos sectores que tuvieron un desarrollo constante, tales como plazas, mercados y bodegas.

Adicional a ello, asegura que aunque fueron periodos difíciles, es rescatable la práctica de prevención de las industrias, entre ellas la de alimentos y fármacos que no detuvieron su producción.

Fumieco Control se encuentra en el mercado desde hace 24 años, contando con una demanda marcada en la industria de alimentos, farmacéuticos y cosméticos a nivel nacional.

Para Miguel Rossignoli, gerente general de Ecovitali, el 2021 también fue un año difícil, debido al desgaste causado por la pandemia que llevó a muchos de sus clientes a desistir del servicio de control de plagas.

El directivo asegura en que este servicio debe ser realizado bajo procesos profesionales que requiere de permisos, certificaciones, licencias, buena elección de equipos profesionales e insumos de salud pública aptos para el uso de control de plagas urbanas, así como capacitación constante, responsabilidad social y muchos otros factores.

$!En la fase de pre-construcción de una vivienda, especialistas de Fumisambo trabajan de forma preventiva, previo a la colocación del contrapiso para evitar la presencia de termitas.

Plaga oculta

Una de las plagas más comunes y que suelen ocasionar grandes pérdidas económicas, son las termitas. Entre los principales artículos afectados por estos insectos constan los anaqueles, closets, puertas, batientes, pallets, etc.

David Cevallos, gerente general de Fumisambo, explica que el principal factor que incide en la presencia de esta plaga es la humedad y uno de los problemas esenciales es que las termitas suelen estar ocultas, por lo que no se detecta su presencia hasta que genera daños significativos.

“En nuestros años de experiencia hemos solucionado innumerables casos donde las termitas han causado daños en grandes bodegas afectando pallets y cartones. También en casas y departamentos donde los anaqueles y closets literalmente se han caído ‘solos’ y en edificios donde las termitas subterráneas se las ha encontrado en los tumbados de un cuarto piso”, recuerda Cevallos.

Lea también: La demanda de servicios de sanitización se intensificó en el último año

El experto advierte que la señal más notoria de la presencia de esta plaga es un “camino” de tierra que se puede encontrar sobre materiales, pisos, paredes e inclusive techos.

Fumisambo cuenta con especialistas en el control de termitas en pre y post construcción por lo que este rubro es significativo entre sus servicios, alcanzando el 30 por ciento del total de sus servicios.

Cevallos indica que existen dos servicios principales en el control de termitas. El primero se realiza en pre-construcción a través del cual se trabaja de forma preventiva en la infraestructura, previo a la colocación del contrapiso, inyectando termicida en la tierra con el fin de crear una barrera de protección ante posibles infestaciones.

“Es importante mencionar que en la actualidad existen proyectos urbanísticos donde se considera el control preventivo de termitas como parte integral de los servicios a realizar durante la construcción, esto permite que los futuros compradores sientan la tranquilidad que su inversión no se verá afectada”, menciona.

Mientras que el segundo servicio es un control correctivo, generalmente donde las termitas ya han aparecido en la estructura y están causando daños en muebles y materiales.

Ante la presencia de este y otro tipo de plagas es importante que el usuario consulte y solicite la asesoría de un equipo especializado y autorizado para brindar este tipo de servicios.

Más leídas
 
Lo más reciente