Selfies mortales: 1 persona muere a la semana por hacerse fotos en lugares arriesgados

martes, 26 octubre 2021 - 17:36
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Conseguir una visa, vacunas o lugar de estadía son algunas de las cosas que un viajero tiene que tomar en cuenta antes de aventurarse a ir a otros países. Sin embargo, tener la idea de tomarse fotos en las áreas más atractivas de cada lugar también es una de de las actividades con las que se debe ser precavido al momento de viajar.

Según un estudio de la Fundación iO (Medicina Tropical y del viajero), entre enero del 2008 y julio del 2021 han muerto alrededor de 379 personas al hacerse un selfie.

Durante los meses en los que varios países estuvieron en cuarentena a causa de la COVID-19, no se sumaron más casos a esta rama de mortalidad. No obstante, en los primeros siete meses del 2021, los accidentes fatales en lugares turísticos volvieron a suceder.

“Es un problema emergente que, por las dimensiones que ha adquirido, ya puede considerarse de salud pública. El estudio nos ha ayudado a dimensionarlo y es el primer paso para tomar medidas con las que hacerle frente”, explicó el investigador principal y presidente de la Fundación iO, Manuel Linares Rufo.

Según los datos recopilados, del total de fallecidos: 238 eran personas locales y 141 turistas.

India es el país en donde se ha registrado el número más alto de fallecidos por esta causa, con 100 personas. En segundo lugar se encuentra Estados Unidos, con 39 y en tercero Rusia con 33.

La investigación también pudo identificar los lugares de los países en donde se registraba la mayor cantidad de esos accidentes y los publicará próximamente, con mayor detalle, en la revista Journal of Travel Medicine.

Por el momento se han compartido los 10 primeros nombres de lugares en donde más muertes se han registrado: El Charco del Burro (Colombia), la isla Nusa Lembongan (Indonesia), el archipiélago de Langkawi (Malasia), la playa de Penha (Brasil), la catarata de Mlango (Kenya), el Glen Canyon (EE. UU), los Montes Urales (Rusia), las cataratas del Niágara (en la frontera entre EE. UU y Canadá),el Taj Mahal y el valle de Doodhpathri (India).

El tipo de accidente del cual más casos se han registrado (216) es la caída desde lugares como cataratas, acantilados y terrazas. Luego están los relacionados a los medios de transporte (123), ahogados (66), armas de fuego (24, la misma cantidad de electrocutados) y heridas al fotografiarse con animales salvajes.

En los últimos años, las noticias de accidentes fatales al tomarse una selfie han alertado a las autoridades. Uno de los más recientes es el de Sofia Cheung, una influiencer de 32 años. Ella falleció en pasado julio luego de caer de una casca en Hong Kong.

Un caso más reciente es el ocurrido en el castillo de Benidorm, en España, en donde una turista de ucraniana cayó desde 30 metros de altura.

Con la información encontrada, se definirán lugares como "zonas libres de selfies" en las áreas más peligrosas.

“La idea de hacer el estudio surgió al ver el notable impacto que tenían las noticias sobre estas muertes y la escasa percepción del problema en la literatura científica y las recomendaciones hechas desde la medicina de viaje”, dijo Linares Rufo.

“En cierta medida, el trabajo es heredero de la pandemia. Con ella se han desarrollado muchas herramientas que ahora podemos utilizar para fenómenos como este y ayudar a hacerles frente. Una opción sería identificar los lugares más peligrosos y avisar sobre ello a quienes los visitan, algo en lo que se debería implicar también a los fabricantes de teléfonos, programadores de aplicaciones y administraciones. A nivel local, deberían emprenderse acciones de formación”, añadió el investigador .

Más leídas
 
Lo más reciente