'El Asesino pelirrojo': mató y abusó de un niño de 4 años, será liberado tras casi 30 años de prisión

martes, 19 octubre 2021 - 13:13
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

En 1993, Eric M. Smith, de tan solo 13 años, abusó y luego asesinó brutalmente a Derrick Robie, un niño de 4 años a quien atrajo a un bosque para poder lograr su cometido. Por su crimen, Smith fue juzgado como un adulto en el estado de Nueva York, Estados Unidos, pero pronto será liberado.

Según el portal ABC, Smith estranguló al pequeño Derrick con sus propias manos. Cuando el niño estaba moribundo, procedió a introducir en su boca la bola de lo que antes fue su bocadillo envuelto en plástico.

Luego, el 'asesino pelirrojo' arrojó una piedra de 12 kilos sobre la cabeza del niño en repetidas ocasiones. Con una piedra de menor tamaño lesionó su pecho. Para entonces, Derrick ya había fallecido, pero Smith siguió maltratando su cuerpo. Vació sobre él un refresco que el menor traía consigo, bajó sus pantalones y "en un último acto de sadismo, introdujo una rama a través del recto", como describió la fuente.

Un año después fue condenado de nueve años a cadena perpetua en prisión. Durante el juicio, el abogado defensor de Smith argumentó que el entonces adolescente de 14 años no era responsable de sus actos, ya que sufre del "síndrome explosivo intermitente" a causa de ira reprimida por acoso escolar.

$!'El Asesino pelirrojo': mató y abusó de un niño de 4 años, será liberado tras casi 30 años de prisión

Además, la madre de Smith había tomado un medicamento para la epilepsia durante su embarazo y esto pudo haber causado problemas en el feto, según las explicaciones de un psiquiatra durante el juicio.

Sin embargo, nada de lo que dijo la defensa fue útil para que la condena sea reducida.

En 2002, Smith tuvo la opción de ganarse la libertad condicional, pero los padres de Derrick se opusieron. Esto ocurrió 11 veces más, hasta que el pasado cinco de octubre logró su cometido y podrá salir en libertad el 17 de noviembre.

Para la libertad condicional, el Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria toma en consideración la declaración de la familia de la víctima, además se analizan los antecedentes penales del recluso, su comportamiento en al cumplir la condena y los riesgos que puede representar para la sociedad al volver a integrarse en ella.

Durante estos años, Smith siguió apelando al discurso de la ira y como esta se instaló en él por los abusos sufridos en su escuela: "Empecé a creer que yo no era nada, ni nadie. Sentí que cuando iba a la escuela iba al infierno, porque eso es lo que era para mí".

Al ser cuestionado por los motivos del asesinato, Smith siempre respondió: "Porque en vez de herirme a mí, el daño se lo estaban haciendo a otra persona por una vez".

Del mismo modo se le ha preguntado si disfrutó al cometer el crimen y hasta la fecha su respuesta se repite: "En ese momento, sí".

Más leídas
 
Lo más reciente