Autoridades desmienten el supuesto parto de decallizos de una sudafricana

viernes, 25 junio 2021 - 00:35
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Todo fue una farsa. El nacimiento de diez bebés en Sudáfrica resultó ser mentira, así lo confirmó el Gobierno de la provincia sudafricana de Gauteng, donde están Johannesburgo y Pretoria, el pasado miércoles, tras exámenes médicos realizados a la mujer.

El parto que supuestamente habría roto el récord mundial del número más alto de bebés que han nacido y sobrevivido en un mismo parto nunca ocurrió

"Expertos médicos establecieron que la señora (Gosiame) Sithole no dio a luz a ningún bebé en los tiempos recientes. También se ha establecido que no estuvo embarazada en tiempos recientes", señaló el Ejecutivo provincial en un comunicado.

"El gobierno provincial de Gauteng continuará dando apoyo médico, psicológico y social a la señora Sithole y le dará la terapia que requiera", añade el texto.

La noticia fue publicada por el conglomerado de medios sudafricanos Independent el pasado siete de junio y no solo se volvió viral en Sudáfrica, sino alrededor del mundo en pocas horas al tratarse de un supuesto récord.

Sin embargo, las sospechas empezaron cuando una portavoz oficial del Gobierno informó que habían tratado de contactar a la mujer sin éxito y de rastrear el parto de los decallizos.

A partir de ese momento la noticia se convirtió en todo un "culebrón" mediático en Sudáfrica, con la familia del presunto padre de los decallizos negando el presunto nacimiento y asegurando que Sithole se encontraba en paradero desconocido.

La madre, a su vez, desmintió al presunto padre en un comunicado y el autor de la exclusiva, el periodista Piet Rampedi, acusó incluso al Gobierno y al sistema de salud público de estar perpetrando un "encubrimiento de proporciones mastodónticas".

Ninguna institución ni ningún otro medio del país hallaron rastros del presunto parto en ningún hospital del país. Finalmente, Sithole fue hospitalizada para que se le realizaran pruebas médicas físicas y psicológicas y esos exámenes demostraron que el parto no se produjo.

El periodista de la falsa exclusiva, por su parte, admitió esta semana no haber seguido los principios profesionales apropiados en la elaboración de la noticia y pidió perdón a sus compañeros por el daño generado en una carta filtrada por medios locales rivales como News24.

Más leídas
 
Lo más reciente