Los impresionantes gastos de Pablo Escobar | Vistazo

Los impresionantes gastos de Pablo Escobar

Gente

Los impresionantes gastos de Pablo Escobar

Redacción Miércoles, 30 de Septiembre de 2015 - 13:28

Nacido en Antioquia, Colombia, el primero de diciembre de 1949 y fue el tercero de siete hermanos. Pablo Escobar siempre demostró gran habilidad para la matemática y durante su adolescencia comenzó a desarrollar su habilidad para los negocios. Cuando acabó la educación secundaria comenzó a estudiar economía, pero rápidamente decidió abandonarlo para dedicarse a sus negocios personales.

Se casó con Victoria Eugenia Henao Vallejo, con quien tuvo dos hijos: Juan Pablo y Manuela. El resto de la historia ya es bastante conocida. Pablo Escobar se convirtió en el capo de la mafia colombiana a través de su negocio con la cocaína y fue uno de los más terribles —y temidos— narcotraficantes del mundo.

En el pico de sus actividades de contrabando se estima que el Cartel de Medellín exportaba unas quince toneladas de cocaína al día lo que equivaldría a una fortuna de 25 millones de dólares.

“El Patrón” tenía a su disposición tanto dinero, que hizo una serie de gastos extravagantes a lo largo de su vida.

La Hacienda Nápoles es quizás la propiedad más conocida que tuvo Escobar. La propiedad tenía 3 lagos artificiales y hasta un zoológico con animales importados desde África. Escobar puso los rinocerontes, hipopótamos, cebras y camellos en Colombia. Nápoles también tenía pistas de aterrizaje, y la pista de motocross más grande de Sudamérica.

La Servidumbre.  El personal de limpieza y cocina vestía con ropa diseñada a la medida especialmente para ellos. La mujer de Pablo Escobar también pagaba la manicura de las sirvientas y cursos de maquillaje para que luzcan impecables en las residencias.

El jardín de flores. Cuando se mudó al centro de Medellín tenía un jardín con flores que eran importadas a diario en avión desde Bogotá.

 

Fiesta de año nuevo. Escobar importaba dos grandes contenedores de fuegos artificiales. La mitad la repartía a sus hombres y la otra quedaba para su familia. Sin embargo, la cantidad era tan exagerada, que gran parte de estos fuegos artificiales nunca fueron utilizados.

Las fiestas de diafraces. "El patrón! se aseguraba que sus fiestas sean un éxito, así que enviaba sastres y modistas a las casas de sus invitados para que todo quedara perfecto.

Foto: revistavice

El cumpleaños. Los cumpleaños de Escobar eran un poco diferentes.En vez de él recibir los regalos, se rifaban para sus invitados valiosas obras de arte.

 

Los regalos que le hacía a su hijo. El Hijo de Pablo Escobar detalló los regalos que recibía de su padre: “En 1988, cuando cumplí once años, ya tenía una colección de cerca de treinta motos de alta velocidad, así como motocrós, triciclos, cuatrimotos, carts, y buggies de las mejores marcas. También tenía treinta motos de agua. […] Tenía trece años y se decidió que para minimizar los riesgos de seguridad yo tuviera un apartamento de soltero; el lugar tenía dos grandes habitaciones, la mía con espejos en el techo, bar con diseño futurista, piel de cebra en el living y una silla de Venus”.

El Edificio Mónaco. Un edificio de 8 pisos que construyó en el centro de Medellín para albergar a su familia. El edificio tenía piscina, cancha de Tenis, palmeras importadas, y albergaba también una colección de 40 autos clásicos. Aunque no era un rascacielos, Escobar no utilizaba todos los pisos, simplemente los tenía vacíos porque podía.

Escobar quemó 2 millones de dólares para que su hija no muera de hipotermia. Este hecho ocurrió cuando Escobar y su familia se escondían en las montañas colombianas. Una noche fría, su hija estuvo a punto de sufrir una hipotermia, y a Escobar no se le ocurrió mejor solución que hacer una fogata con una montaña de dinero para que su pequeña entre en calor.