El puente de los coyotes | Vistazo

El puente de los coyotes

María Belén Arroyo | [email protected] Jueves, 09 de Mayo de 2019 - 15:23
Facebook
Twitter
Email
La última obra de la escritora quiteña trata de la juventud que huye de la violencia en Centroamérica para buscar un mejor destino, en el norte del Continente.
Francisco y Roberto deben huir de los Mara que los quieren obligar a unirse a su pandilla. Los jóvenes tendrían que cometer actos terribles (asesinar a uno de sus familiares o a alguna persona escogida al azar) para probar lealtad. Dejan a su madre en El Salvador y emprenden un largo viaje hacia el norte. Mientras, Hilaria logra escapar del hombre que la enamoró y ahora trata de venderla. La Chata, una mujer fuerte, graciosa y entrañable se les une en la travesía que incluye el paso en el Tren de la Muerte, "La Bestia", hacia el destino prometido, la libertad o la discriminación. 
 
Esa es la introducción de “El puente de los coyotes”, la más reciente novela de la ecuatoriana Edna Iturralde.
 
“A lo largo de mis investigaciones llegué a constatar que una de las mayores razones de la emigración centroamericana hacia los Estados Unidos, especialmente en los jóvenes, era escapar de la violencia. Con cada caso, me impresionaba más y sentía un dolor terrible ante tanta injusticia. Me propuse dar a conocer esta realidad por medio de personajes ficticios de muchachos luchadores que en medio de la tragedia mantienen su inocencia. Así mismo, conocí de los varios albergues que existen en México para ayuda de los migrantes, y a Las Patronas, de la comunidad de ese nombre, quienes se posan a lo largo de las rieles para lanzar agua y comida a sus hermanos migrantes. Así, entre la tristeza y la admiración, nació esta novela”, comenta la escritora. 
 
Iturralde, de origen quiteño, acaba de recibir la condecoración Mujeres por la Libertad, que le otorgó el Consejo de Fundadores de la Confraternidad Bolivariana de América.
 
En el discurso, dedicó la condecoración a las mujeres venezolanas, “Porque ellas están luchando contra una tiranía desvergonzada y a favor de la libertad. Son madres, hijas, hermanas, esposas, compañeras que con el estómago vacío y el alma en jirones; bajo la bota militar, hasta extranjera, no se dejan callar”. 
 
Sus personajes
Su literatura mantiene un equilibro entre el sexo femenino y el masculino. En su obra priman tres tipos de valores que ayudan a desarrollar el carácter de las mujeres en relación a la libertad:  sabiduría, liderazgo, valor y sed de aprender puesto que libertad viene del conocimiento. Aquí, algunos ejemplos:
 
- “Miteé y el cantar de las ballenas”, es una novela épica donde uno de los personajes principales es una mujer, una chamán, TALAMAYÁ que explora, aprende nuevas cosas e impulsa a buscar nuevas fronteras.
 
- El libro “Los hijos de la guacamaya” habla de la sabiduría entre generaciones, abuelas, hijas nietas, las Yachaks, que es el puente de conocimiento.
 
- En el cuento: DOMINGA Y DON SIMÓN relata la historia de MARTINA CARRILLO, la primera mujer ecuatoriana que lucha por la libertad, en hacienda La Concepción fue donde el Presidente de la Real Audiencia de Quito, José Dibuja.