¿Cómo tomar café todos los días puede afectar al cerebro? | Vistazo

¿Cómo tomar café todos los días puede afectar al cerebro?

Viernes, 26 de Febrero de 2021 - 11:39
Facebook
Twitter
Email
 
La ingesta diaria de cafe, bebidas energéticas o de cola podrían generar una alteración en la estructura cerebral, según un nuevo estudio de la Universidad de Basilea, Suiza, publicado el 15 de febrero del 2021 por la revista científica Cerebral Cortex. 
 
Hasta ahora se sabe que la cafeína, que es la sustancia psicoactiva más consumida en el planeta, hace que las personas se mantengan en alerta y que produzca también un impacto en el sueño si se consume de noche, lo que podría afectar el volumen de la materia gris del cerebro.
 
Por este motivo, el equipo de investigación dirigido por Carolin Reichert y Christian Cajochen de la Universidad de Basilea y el Hospital Psiquiátrico de la Universidad de Basilea (UPK) decidió realizar un estudio sobre este tema. 
 
Según CNN, los investigadores indagaron en la relación que tiene la estimulación que genera la cafeína y la calidad del sueño. Como resultados preliminares se confirmó que el consumo asiduo de esta sustancia no parece afectar el sueño. Sin embargo,  el equivalente a una taza de café por día si puede generar cambios en el cerebro, al menos temporalmente, confirman los investigadores. 
 
"Nuestros resultados no significan necesariamente que el consumo de cafeína tenga un impacto negativo en el cerebro. Pero el consumo diario de cafeína afecta evidentemente a nuestro hardware cognitivo, lo que en sí mismo debería dar lugar a más estudios", subrayó Reichert.
 
El experimento fue realizado con 20 voluntarios sanos y se descubrió que el nivel de materia gris disminuyó con el consumo regular de cafeína mientras que aumentó tras 10 días de abstinencia.
 
 "Los cambios en la morfología del cerebro parecen ser temporales, pero hasta ahora no se han realizado comparaciones sistemáticas entre los bebedores de café y los que habitualmente consumen poca o ninguna cafeína", concluyó Reichert.
 
Los datos se validan al contrastar la actividad cerebral de los consumidores de café, aquellos que viven poco o nada normalmente. 
 
Noticia relacionada: 
 

HOY EN HOME