Recomiendan acortar los días de cuarentena para contagiados con COVID-19: ¿cuál es el motivo?

miércoles, 29 diciembre 2021 - 13:57
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Dado lo que sabemos actualmente sobre el coronavirus y la variante Ómicron, los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) están reduciendo el tiempo recomendado para el aislamiento de 10 días para las personas con COVID-19 a 5 días, si son asintomáticos, seguidos de 5 días de uso de una mascarilla cuando están cerca de otras personas.

El cambio está motivado por la ciencia que demuestra que la mayor parte de la transmisión del SARS-CoV-2 ocurre temprano en el curso de la enfermedad, generalmente en los 1-2 días antes de la aparición de los síntomas y 2-3 días después.

Por lo tanto, las personas que dan positivo en la prueba deben aislarse durante 5 días y, si están asintomáticas en ese momento, pueden dejar el aislamiento y continuar con la mascarilla durante 5 días para minimizar el riesgo de infectar a otras personas.

Además, los CDC actualizaron el período de cuarentena recomendado para aquellos expuestos a la COVID-19.

Para las personas que no están vacunadas o que tienen más de seis meses de su segunda dosis de ARNm (o más de 2 meses después de la vacuna J&J) y aún no han recibido una dosis de refuerzo, los CDC ahora recomiendan la cuarentena durante 5 días y el uso estricto de la mascarilla durante 5 días adicionales.

Alternativamente, si una cuarentena de 5 días no es factible, es imperativo que una persona expuesta use una mascarilla bien ajustada en todo momento cuando esté cerca de otras personas durante 10 días después de la exposición.

Las personas que han recibido la vacuna de refuerzo no necesitan ponerse en cuarentena después de una exposición, pero deben usar una mascarilla durante 10 días después de la exposición.

Para todos aquellos expuestos, la mejor práctica también incluiría una prueba para el SARS-CoV-2 el día 5 después de la exposición. Si se presentan síntomas, las personas deben ponerse en cuarentena inmediatamente hasta que una prueba negativa confirme que los síntomas no son atribuibles a la COVID-19.

El aislamiento se relaciona con el comportamiento después de una infección confirmada, mientras que la cuarentena se refiere al tiempo que sigue a la exposición al virus o al contacto cercano con alguien que se sabe que tiene COVID-19.

Ambas actualizaciones se producen cuando la variante de Ómicron continúa extendiéndose por los EE. UU. y refleja cuándo y durante cuánto tiempo una persona es máximamente infecciosa.

Datos de Sudáfrica y el Reino Unido demuestran que la eficacia de la vacuna contra la infección con dos dosis de una vacuna de ARNm es aproximadamente del 35%. Una dosis de refuerzo de la vacuna COVID-19 restaura la efectividad de la vacuna contra la infección al 75%.

La vacuna COVID-19 reduce el riesgo de enfermedad grave, hospitalización y muerte por COVID-19. Por esta razón, los CDC recomiendan la vacuna para todas las personas de 5 años en adelante y refuerzos para todas las personas de 16 años o más.

“La variante Ómicron se está extendiendo rápidamente y tiene el potencial de afectar todas las facetas de nuestra sociedad. Las recomendaciones actualizadas de los CDC para el aislamiento y la cuarentena equilibran lo que sabemos sobre la propagación del virus y la protección que brindan las vacunas y las dosis de refuerzo. Estas actualizaciones garantizan que las personas puedan continuar con su vida diaria de forma segura. La prevención es nuestra mejor opción: vacunarse, recibir un refuerzo, usar una mascarilla en entornos públicos cerrados en áreas de transmisión comunitaria importante y alta, y realizar una prueba antes de reunirse", indicó el Director de los CDC, Rochelle Walensky.

La pandemia se ha disparado con un récord de casos en el mundo en los últimos siete días debido a Ómicron, una variante altamente contagiosa que representa un riesgo "muy elevado", alertó el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más leídas
 
Lo más reciente