Seleccione un combustible adecuado para su vehículo

martes, 21 septiembre 2021 - 10:40
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Uno de los gastos más cuantiosos que genera un vehículo es el de combustible, especialmente cuando éste se lo utiliza con frecuencia. Antes de elegir una gasolina para su auto es necesario comprender cómo funciona el octanaje en éste.

El octanaje mide la resistencia de detonación en el combustible. La capacidad antidetonante de éste evita que se produzcan explosiones en la cámara de combustión y genera una mayor cantidad de energía útil para el desplazamiento del coche. A mayor cantidad de octanos, mayor es el precio del combustible.

Xavier Granda, gerente de combustibles de Terpel Ecuador, afirma que la selección del tipo correcto de gasolina permite garantizar el buen funcionamiento del vehículo.

Lea también: Guía para cuidar tu auto

“Esto tiene que ver principalmente al octanaje de la gasolina, que está directamente relacionado con la compresión del motor; a mayor compresión, mayor octanaje se necesita para evitar una explosión espontánea o prematura que genere un desgaste en las piezas del motor”, comenta. El especialista brinda 3 consejos que a hacer la selección más apropiada del combustible:

1. Revisar el manual de usuario del vehículo

Los autos son maquinarias complejas, pero cada modelo está diseñado de tal manera que el conductor pueda solventar cualquier tipo de situación que se presente. Por esa razón, el primer paso siempre es referirse al manual del fabricante, que no solo ayudará a entender el funcionamiento del vehículo, sino que, entre otras cosas, indicará el nivel mínimo de octano que requiere en la gasolina para un óptimo funcionamiento. Un mayor número de octanos significa una combustión mucho más suave y efectiva, lo que resulta en un menor consumo de gasolina, por lo general, 87 octanos son suficientes para que el motor funcione correctamente.

2. Considerar los aditivos de la gasolina

Los aditivos proveen funciones adicionales y muy importantes al combustible. El primero de ellos es la detergencia, que ayuda a mantener limpia la cámara de combustión, evitando la acumulación de residuos que disminuyan la efectividad y reduzcan la potencia del motor. El segundo es la antifricción, que establece micropelículas que reducen aún más el contacto de las piezas del motor, aminorando su desgaste e incrementando la vida útil del motor.

3. Reconocer las alertas del vehículo

Cuando no se está utilizando la gasolina adecuada, los efectos serán casi inmediatos, y fáciles de reconocer por parte del conductor. Según el representante de Terpel Ecuador, las alertas más comunes, que son indicios de que debemos considerar un cambio, son el menor rendimiento del combustible, la falta de potencia y los cascabeleos al circular.

Es importante no ignorar estas señales, pues sus efectos a mediano y largo plazo podrían ser muy perjudiciales para el motor.

“Si no tomamos las medidas pertinentes a tiempo, es decir, cambiar la gasolina que estamos consumiendo, más adelante tendremos que lidiar con problemas como la oxidación de partes del motor, el atascamiento de las piezas móviles, o la obstrucción del filtro de gasolina”, explica.

Más leídas
 
Lo más reciente