'Tuve que pedir comida a mis amigos': el duro testimonio de una exgloria del tenis tras el debacle de su carrera

miércoles, 29 septiembre 2021 - 15:54
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

“Comíamos pasta de repollo los siete días de la semana, hasta que terminó siendo una de mis comidas favoritas. Mi madre decía que era ‘comida de pobres’ porque es muy simple. Me sentí muy avergonzado porque ellos me dieron su sueño y mi responsabilidad era cuidarlos. Estaba en un lugar oscuro y tenía depresión. No hay mayor dolor que ver a mis seres queridos sufrir por mis actos”, admitió el australiano Mark Philippoussis, quien en 1999 había llegado a ser el del tenis a nivel mundial.

Ser un talentoso y afamado deportista trae consigo dinero y lujos que muchos saben cosechar, ya que su vida laboral es más corta que la de otros oficios. Por eso, es normal que los deportistas de élite se preocupen de lo que llegará después de su retiro. En caso de no hacerlo así, podría suceder lo que le ocurrió a Philippoussis, tras su sexta operación en la rodilla a causa de una lesión.

El exjugador fue entrevistado en el reality SAS Australia y reveló los momentos difíciles que ha enfrentado junto a su familia. “Mi familia es mi mundo, es mi prioridad, mi todo. Tenía el sueño de convertirme en un tenista profesional y mi familia puso todo en juego”, afirmó.

Instagram

“Mi padre tenía un buen trabajo en un negocio bancario y renunció porque dijo que quería ayudarme a cumplir mis sueños, así que dejó sus sueños y trabajé muy duro para cumplir los míos”, contó en el programa.

Philippoussis, además de llegar el Top Ten, alcanzó la Copa Davis en 2003. A partir de entonces sufrió una serie de lesiones y operaciones en su rodilla derecha que lo mantuvieron lejos de las canchas. En el programa, recordó que mientras duró su carrera, podía cuidar de su familia y sus padres no tenían que trabajar.

$!Mark Philippoussis en el US Open de 1995

“Cuando eres deportista, lo último en lo que quieres pensar es en lo que siempre te dicen: ‘Ahorra para un día lluvioso’. Sientes que eres débil cuando te lesionas y tienes algo que respaldar. No puedes pensar de esa manera porque tienes que seguir adelante, tienes que recuperarte y estar bien. Estuve fuera unos meses. No podía permitirme mucho, tuve que pedirles a mis amigos que compraran comida”, reveló lo sucedido luego de su última operación de rodilla.

El tiempo que estuvo alejado del deporte y las lesiones, no fueron lo único que lo llevó a esa lamentable situación, sino también el mal manejo del dinero que había ganado a lo largo de su carrera. Quince motos de colección, coches de lujo y algunas males decisiones acabaron con su economía, según contó.

En 2009 vivió su año más duro al tener que ir a juicio para impedir el embargo por retraso de pago de hipoteca de la casa de su familia, valuada en 1.3 millones de dólares. “Pagar facturas y no tener ingresos ha sido difícil durante varios años, pero todos tienen que pasar por ello”, comentó Mark.

De acuerdo con el Sitio Oficial del Tenis Masculino, a lo largo de su carrera (1993-2006), Philippoussis había logrado recaudar cerca de 7 millones de dólares.

Actualmente, se pueden ver imágenes del australiano en redes sociales, en las que muestra feliz con su familia. También se pueden apreciar recuerdos de su paso por la elite del tenis. Parece que gracias a su imagen y trascendencia en su etapa como deportista, se ha podido estabilizar económicamente.

Instagram


Más leídas
 
Lo más reciente