Nuevas variantes del coronavirus parecidas al SARS-CoV-2 fueron encontradas en murciélagos

viernes, 11 junio 2021 - 16:58
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El origen del SARS-CoV-2 es un tema muy controvertido a nivel nacional. La Organización Mundial de la Salud (OMS) mandó el año pasado una misión a China para tratar de determinar de dónde salió la enfermedad, pero los expertos no hallaron pruebas contundentes para contradecir la teoría de que el virus saltó de los murciélagos a los humanos.

Por otro lado, el expresidente de Estados Unidos Donald Trump acusó a China de, entre otras cosas, haber creado el virus en un laboratorio. La misma teoría ha sido asumida tiempo después por el presidente actual de EE.UU., Joe Biden, especialmente después de unos “reveladores” descubrimientos de la inteligencia estadounidense sobre el origen del Covid-19.

Por si fuera poco, el Wall Street Journal, que filtró la información de las agencias de inteligencia, ha avivado el debate del verdadero origen del covid-19, mientras que el gobierno chino lo niega todo y acusa a Estados Unidos de estar en su contra.

En medio de todo este complicado panorama, científicos de la Universidad de Universidad de Shandong, en el gigante asiático, anunciaron haber descubierto 24 genomas de coronavirus parecidos al SARS-Cov-2 en un grupo de murciélagos examinados entre mayo de 2019 y noviembre de 2020. Los expertos analizaron muestras de orina, heces y con la ayuda de un hisopo, también de las sustancias encontradas en la boca de estos animales.

El estudio publicado en la revista Cell, presenta a la cepa RpYN06, tomada de una especie de murciélago de herradura llamada Rhinolophus pusillus, como la más parecida al SARS-CoV-2. Las únicas diferencias se encuentran en la proteína de pico, la misma que usa el virus cuando se adhiere a las células.

“Junto con el virus relacionado con el SARS-CoV-2 recolectado en Tailandia en junio de 2020, estos resultados demuestran claramente que los virus estrechamente relacionados con el SARS-CoV-2 continúan circulando en las poblaciones de murciélagos, y en algunas regiones pueden presentarse con una frecuencia relativamente alta”, explicaron en el documento.

El equipo de investigadores cree que, si bien el brote de coronavirus que ha causado la pandemia pudo haber tenido su origen en un murciélago, debería haber un animal intermedio antes de llegar a los seres humanos. Por ejemplo, entre el 2002 y el 2004 hubo un brote epidémico de SARS. Se rastreó su intermediario hasta un animal llamado gato algali.

“Los murciélagos son reservorios bien conocidos de una variedad de virus que causan enfermedades graves en los seres humanos y se han asociado con la propagación del virus Hendra, el virus de Marburg, el virus del Ébola y, sobre todo, los coronavirus. Aparte de los murciélagos y los seres humanos, los coronavirus pueden infectar una amplia gama de animales domésticos y salvajes, incluidos cerdos, ganado, ratones, gatos, perros, gallinas, ciervos y erizos”, justificaron.

Las especies de murciélagos que se tomaron como muestra en el estudio son muy comunes en el sudeste asiático, el suroeste de China, Vietnam, Laos y otros lugares. La mayoría de coincidencias con el SARS-CoV-2 viene del murciélago herradura, mismo que en 2017 ya había sido estudiado.

Sobre todo en Asia, la caza y consumo de murciélago es frecuente. Se sabe que esta especie puede infectar a otros animales que también son cazados y comidos por las personas, y que los virus también pueden infectar a las personas cuando se consume estos animales.

Actualmente el mundo registra 174 millones de casos de Covid-19 y más de 3 millones de muertes, según los datos de la Universidad de Johns Hopkins.

Más leídas
 
Lo más reciente