La esposa del Chapo se declara culpable de cargos relacionados al narcotráfico

jueves, 10 junio 2021 - 10:45
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Emma Coronel, la esposa de Joaquín Guzmán Loera, más conocido como ‘el Chapo Guzmán’, se declaró culpable de tráfico de drogas y cargos de conspiración en el delito de lavado de dinero, este jueves 10 de junio en el Tribunal Federal de Distrito en Washington, Estados Unidos. Coronel admitió que habría ayudado a su marido a administrar su imperio narcotraficante e incluso le ayudó a salir de prisión en una ocasión.

Según el portal El Universal, durante la sesión Emma indicó que es “mentalmente competente” para aceptar los cargos.

“En resumen, si usted se declara culpable en este caso y yo acepto su declaración de culpabilidad, estará cediendo los derechos que acabo de explicarle, porque no habrá juicio y probablemente no habrá apelación. ¿Entiende eso?”, preguntó el juez Rudolph Contreras, a lo que ella respondió afirmativamente.

La mujer señaló ante la autoridad que era culpable de los cargos de tráfico de drogas y blanqueo de dinero, y que además tuvo un papel importante en la logística de los mismos: ayudó a gestionar transacciones y tratos de propiedades del Chapo, para “evitar y evadir” las prohibiciones impuestas sobre el hombre a raíz de haber sido declarado culpable de múltiples crímenes.

Desde febrero del año pasado, Coronel permanecía detenida por vínculos con las actividades delictivas de Guzmán, quien se encuentra en una prisión de Estados Unidos cumpliendo una cadena perpetua. La mujer del Chapo estaba acusada de participar y conspirar para facilitar la distribución de cocaína, metanfetamina, heroína y mariguana para su importación a EE.UU.

Asimismo, hoy afirmó que ayudó a Guzmán en su escape del Altiplano, una prisión ubicada en Juárez, México, en julio del 2015. Las autoridades también sostenían que ella estuvo involucrada en la planificación de otra fuga en 2016, antes de la extradición del narcotraficante al país norteamericano.

Coronel ahora enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua por el primer cargo, y una mínima de 10 años.

Más leídas
 
Lo más reciente