Jueces niegan el pedido de Britney Spears de remover a su padre como su tutor

jueves, 1 julio 2021 - 11:35
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

La lucha de Britney Spears por su libertad ha dado muchas vueltas y ha sido estudiada desde diferentes ópticas, a favor de la cantante y a favor de la familia, especialmente de su padre, James Spears. Sin embargo, el último giro del caso de la intérprete de ‘Toxic’ pinta un panorama oscuro sobre futuro que ella alega querer.

La Corte Superior de Los Ángeles negó el pasado miércoles 30 de junio, la solicitud de la cantante de remover a su padre como el tutor de su patrimonio. Sin embargo, la jueza Brenda Penny, oficializó una solicitud elaborada por el abogado de Britney en noviembre de 2020, para que un fideicomiso tome el rol de co-tutor.

Una semana antes de la audiencia, Spears lanzó impactantes declaraciones sobre su situación y el papel de su padre como tutor de sus pertenencias, después de que entre 2008 y 2019, ella fuera declarada incapaz de manejar su vida debido a problemas de salud mental.

No estoy feliz, no puedo dormir y lloro todos los días. Quiero mi vida de nuevo. Esta tutela está pagando el sueldo de mucha gente. Estoy harta” dijo Britney.

Pese a ello, estas no fueron suficientes para que la Jueza tome la decisión de quitarle la tutela al padre de Spears. De hecho, el expediente judicial narra que la Corte negó “sin perjuicio” la solicitud de suspender a James P. Spears, inmediatamente después de la designación de Bessemer Trust Company of California como tutor exclusivo de la herencia.

Esta caída no ha mermado el espíritu de Briteny. Según la CNN, varias fuentes cercanas a la artrista han indicado que ella le ha pedido “a quemarropa” a su abogado, Samuel D. Ingham III, que presente la documentación para solicitar el fin de casi 13 años de tutela de su padre sobre ella.

INVESTIGACIONES

En la misma audiencia los abogados de Britney pidieron a los jueces iniciar investigaciones por las declaraciones de la cantante, especialmente porque indicó que se vio obligada a tomar medicamentos en contra de su voluntad.

“El litio es un [medicamento] muy, muy fuerte y un medicamento completamente diferente al que yo he estado tomando. Puedes sufrir una discapacidad mental si tomas demasiado, si lo tomas más de cinco meses. Me sentía borracha. Ni siquiera podía defenderme. Ni siquiera podía tener una conversación con mi mamá o mi papá sobre nada. Les dije que estaba asustada e hicieron que seis enfermeras diferentes vinieran a mi casa para monitorearme mientras estaba tomando este medicamento que para empezar no quería tomar”, dijo Britney el pasado 23 de junio.

Normalmente esta medicación se toma para controlar el trastorno bipolar, aunque produce depresión y manía, irritabilidad o emoción descontrolada.

La próxima audiencia del caso de Britney está programada para el 14 de julio.

Más leídas
 
Lo más reciente