El discurso que perjudicó a Andrés Arauz y los problemas que tuvo en su campaña, según el análisis de Jaime Durán Barba

jueves, 22 abril 2021 - 05:19
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El estratega detrás del triunfo del presidente electo Guillermo Lasso, Jaime Durán Barba, analizó la campaña electoral de la segunda vuelta presidencial, en el programa Vistazo En Vivo.
 
En ese sentido, se refirió a uno de los motivos de la derrota del candidato correísta Andrés Arauz y dijo que uno de sus problemas fue que no podía ser auténtico: "intentaba ser él pero no podía".
 
"Cuando usted tiene una autoridad encima que, aunque no tenga cargo es quien manda, no tiene espacio para ser usted mismo", dijo el consultor al referirse a la relación entre el expresidente Rafael Correa y Arauz.
 
Y agregó que "a ratos intentaba ser el Arauz que se conectaba con la gente, pero a ratos tenía que cumplir con un discurso antiguo del socialismo del siglo XXI. Es un discurso de personas que no se dan cuenta de que la guerra fría se acabó hace 30 años, ya no hay la revolución, son aviones de guerra que vuelan cuando el portaaviones se hundió. Están equivocados con 30 años en la historia".
 
Al respecto, Durán indicó que a la gente, aquí en América Latina y en muchos sitios, le cansa el discurso del odio. "Eso de perseguir a fulano, voy a hacer daño a este otro", añadió. 
 
"Otra vez volvamos a ese ecuatoriano que tiene problemas concretos, reales, con su familia, con su economía, ¿qué saco yo con que se maten entre ellos?", reiteró el consultor sobre la preocupación de la ciudadanía al momento de elegir.
 
Al ser consultado, sobre qué hubiera pasado si no existía la intromisión del expresidente Correa en la campaña electoral de Arauz, el analista recordó el caso de las elecciones de 2014 para la Alcaldía de Quito. En esa época, él asesoró a Mauricio Rodas, quien ganó los comicios, cuando se enfrentaba a Augusto Barrera, respaldado por el correísmo.
 
El asesor explicó que, en ese momento Correa estaba en la cumbre de su popularidad y que en Quito tenía la aceptación del 80% , pero que al intentar atacar la campaña de Rodas, cuyo lema era "se puede vivir mejor", el entonces presidente Correa "perdió la cabeza e hizo cosas absurdas" y que también "salió a las calles a gritar, patalear e insultar que Rodas era el líder mundial de la derecha y terminó hundiéndolo a Barrera".
 
De esa manera concluye que "el sobreprotagonismo de Correa hundió a Barrera. Él tiene un temperamento demasiado impetuoso, que no controla, y si le hundió a Barrera cuando estaba tan popular, ahora pues, obviamente, fastidió a Arauz".
 
A continuación la entrevista completa:
 

Tags:
Más leídas
 
Lo más reciente