<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Gobierno "hará respetar" el regreso a clases presenciales, en medio de pugna en Guayaquil

miércoles, 26 enero 2022 - 11:36
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El retorno a clases presenciales, de manera voluntaria, ha generado inconvenientes en Guayaquil, donde varios colegios han sido clausurados por disposición de las autoridades municipales, pese a la autorización emitida por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, en conjunto con el Ministerio de Educación.

"Queridos padres y madres de familia: el Gobierno Nacional respeta y hará respetar que ustedes decidan si sus hijos regresarán a clases presenciales o mantendrán su educación a distancia", anunció el presidente de la República, Guillermo Lasso, este miércoles 26 de enero de 2022.

En su cuenta de Twitter, el primer mandatario indicó que el Ejecutivo ha volcado todos sus esfuerzos para que las aulas sean sitios más seguros.

Añadió que, los estudiantes deben regresar a las escuelas y colegios para seguir fortaleciendo su desarrollo académico y socioemocional, cumpliendo con las medidas de bioseguridad. "También, los padres y madres podrán trabajar con tranquilidad sabiendo que sus hijos están seguros", resaltó Lasso.

El pasado lunes, mientras la ministra de Educación, María Brown, asistió a la reanudación de clases presenciales en el Colegio Guayaquil, las autoridades municipales llegaron a clausurarla debido a que la alcaldesa, Cynthia Viteri, había prohibido el retorno a las aulas por 30 días más.

En redes sociales, Viteri resaltó ayer que "falta muy poco para terminar el año lectivo" e invitó a la ministra a tomar este tiempo "para lanzar una cruzada para restaurar el sistema educativo público de Guayaquil".

La alcaldesa, incluso, compartió un video en el que cuestionó a las autoridades de Educación por las malas condiciones en que se encontrarían los centros educativos.

De acuerdo con el COE nacional, los contagios empezaron a descender y por ello se decidió el cambio en ciudades como Quito y Guayaquil de semáforo rojo a amarillo, lo que permite el retorno voluntario de los estudiantes a las aulas.

Según Brown, asistir a la escuela no se puede considerar un “riesgo innecesario. Es un servicio público y un derecho humano que debemos garantizar”.

Además, el Ejecutivo ha señalado que, según la Constitución del Ecuador, el Gobierno Central tiene la "competencia exclusiva" en cuanto a educación y salud, por lo que los Gobiernos Autónomos Descentralizados no pueden suspender la presencialidad en la educación.

Más leídas
 
Lo más reciente