Un vistazo a la economía del mundo

jueves, 21 diciembre 2017 - 04:57
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

    En Reino Unido, el país responsable del tambaleo  que sufrió la Unión Europea en 2017,  el escenario no es tan alentador debido al  Brexit. Los análisis dicen que hasta 2030 la economía  británica tendrá un impacto de 533.000  millones de euros y pérdidas de 22.000 millones de  libras en exportaciones.
     
    Pero, para 2018 que está más cerca, lo que  parece que sucederá es que algunos bancos  optarán por abandonar el territorio, dada la  fragilidad de la economía en los primeros tiempos  del Brexit. Un bajón en el área de los bienes  raíces y otro en el del turismo.
     
    • En la Unión Europea el panorama tampoco  parece tan festivo, ni siquiera tranquilizador. Y  esto se refleja en la manera en que la UE ha organizado  el presupuesto para 2018. La cantidad  comprometida es un 1,4 por ciento superior  a la de 2017 (186 mil millones de dólares en  compromisos), y como es habitual se sitúa en el  término medio entre la posición que reclamaba  la Eurocámara (191 mil millones de dólares) y la  del Consejo (188 mil millones de dólares).
     
    • El Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros  analistas económicos coinciden en que las perspectivas  económicas para Estados Unidos en  2018 no son las mejores. De hecho, el FMI redujo  su pronóstico para el crecimiento de EE.UU.  este año a 2,1 respecto al 2,3 de 2017.
     
    • Otro panorama que preocupa es el venezolano.  Pero en este caso las previsiones no son nada  difíciles de hacer. Con o sin default, la economía  de Venezuela será un desastre… Y el sector más  afectado (y totalmente prioritario) será el de los  alimentos. Aquiles Hopkins, presidente del gremio  agropecuario advirtió que el escenario para  2018 es crítico. Si 2017 fue difícil teniendo inventarios  que quedaron de 2016 en fertilizantes,  semillas y agroquímicos, para 2018 Venezuela  no tiene nada.
     
    • Pero si hablamos de Asia y, sobre todo China,  el panorama es totalmente diferente: es  alentador. Según el BAD (Banco Asiático de  Desarrollo) la economía de Asia-Pacífico (sin  contar Oriente Medio y Japón) crecerá un 5,9  por ciento en 2017, y la de China, su principal  motor, un seis por ciento, dos décimas más  de lo calculado en su primer informe de perspectivas  en abril. Esta región, sin duda, pasa  por un buen momento económico.
     
    Incluso  las previsiones de crecimiento para los países  asiáticos en desarrollo están aumentando,  alimentadas por una reanimación del comercio  internacional y el buen momento de  China. China es, sin duda, el eje de todo este  torbellino de bienestar. 
     
    Habrá que hacer ajustes necesarios, sobre todo  en las economías emergentes o, como en el caso  de Venezuela, desesperadas. Desear un feliz año  no bastará.

    Tags:
    Más leídas
     
    Lo más reciente