<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

¡A esculpir el cuerpo!

23 julio 2021 - Bienestar
Te contamos cuáles son las nuevas tendencias en cirugía estética corporal que te dan una apariencia más natural y armónica se trata del ¡Body Contouring! .

Aunque remodelar el cuerpo no es algo nuevo, lo que sí cambia con el tiempo son las técnicas y nuevos métodos para mejorar la apariencia corporal y disminuir el tiempo de recuperación.

El cirujano plástico, estético y neuroplástico, Andrés Rivadeneira, nos comenta que las redes sociales han influido en que hombres y mujeres tiendan a ver más imperfecciones en sus cuerpos, por lo que cada vez más recurren al bisturí, no solo buscando una liposucción o implantes de silicona, sino que quieren alcanzar simetría corporal, pero que luzca natural.

Y es la búsqueda de esa naturalidad lo que también ha impactado a la estética, la cual trabaja actualmente con ciertas tecnologías tanto a nivel quirúrgico, como no quirúrgico y en combinación, para lograr lo que se conoce como cirugía personalizada.

El doctor Rivadeneira explica que a través de este concepto, que nació en Estados Unidos, lo que se busca es que el paciente le diga al cirujano lo que quiere lograr, y de esa forma el cirujano busque la armonía.

Tecnologías de alta definición

Lo primero que llegó fue el uso de dispositivos que permitan mayor rapidez en el procedimiento y que ayuden a que el posoperatorio cumpla un tiempo menor al acostumbrado.

Instagram

Tecnologías como vaser y microaire fueron las que ayudaron a lograr mejores resultados, ya que usan otro tipo de técnicas frente a la liposucción tradicional, por eso se habla de alta definición.

El experto explica que en el caso del microaire, este suple la succión y lo que hace es enviar aire regulado de aire sobre las estructuras grasas, haciendo que se rompan y que la extracción con cánula sea más fácil y se realice en un periodo más corto. Además, se realiza en combinación con el vaser, tecnología de ultrasonido que elimina la grasa de manera selectiva, haciéndola más líquida, fácil de retirar y a su vez reutilizar para esculpir el contorno corporal.

Esculpir con grasa

El cirujano asegura que se debe ver todas las estructuras anatómicas, lo que se conoce como sombras, valles, relieves y zonas de luz. Esto permite mejorar o crear estructuras musculares, trabajando más armoniosamente a partir de la transferencia de la propia grasa de la persona.

Inclusive este tipo de técnicas ha permitido que se pueda hacer transferencias de grasa a las mamas o a los glúteos de forma que no sea necesario un implante o se usen en combinación, generando apariencias más naturales.

El doctor comenta que en cirugía estética, a la grasa, ya se la conoce como “el oro líquido”, pues con esta se puede contornear el cuerpo e inclusive el rostro. Mejorar y definir pantorrillas, hombros, pectorales, abdomen, brazos, muslos, derrière, rellenar pómulos, ojeras y mentón, corregir depresiones en la nariz... son muchas las zonas en las que actualmente se puede usar la misma grasa del cuerpo.

El experto nos lo explica trayendo a comparación el tratamiento de plasma rico en plaquetas, ya que en ambos casos se usa un material biológico autólogo, es decir que se obtiene del mismo paciente, por lo que es más difícil que el cuerpo lo rechace. Además, que la grasa también es activada con las células pluripotenciales.

Cómo mantener la grasa

Años atrás ya se hablaba del levantamiento de glúteos a través de la lipotransferencia, pero una de los detalles es que los resultados iniciales no eran permanentes, puesto que la grasa se reabsorbe, por eso el doctor Rivadeneira explica que las técnicas actuales han cambiado y mejorado.

La transferencia de grasa ahora es lo más superficial posible, además se exagera entre un 35 a 40% más la aplicación, puesto que ese es el porcentaje que siempre se va perder y también se activa previamente ese material biológico por lo que se condensa y se mantiene.

El médico advierte que los resultados pueden mantenerse entre 10 y 15 años, pero esto dependerá del estilo de vida del paciente y no da un margen mayor, debido a que con el paso del tiempo el cuerpo va cambiando y hay suplencia de los tejidos hacia la grasa.

Más tecnología

Para que los beneficios de este tipo de operaciones duren mucho más se crearon otros tipos de dispositivos, que pueden ser usados en el quirófano o en el posoperatorio. “Hay una máquina llamada Bodytite que tiene un sin número de aparatos, que por ejemplo, cuando hacemos una abdominoplastia se colocan para tensar al nivel de la piel y los músculos, pues trabajan activando la elastina y el colágeno naturales. Esto luego puede volverse a usar dentro de los 6 meses posteriores, tiempo en el que se puede visualizar que los resultados se mantienen”, explica el experto.

Beneficios

El posoperatorio es corto, por ejemplo, en una liposucción con microaire ya a las 24 o 48 horas se puede iniciar el drenaje linfático, a la semana ya se ve una reducción del 40% del peso corporal y la definición se ve a las 4 semanas, la cual es mucho más notoria que la que podía resultar de una liposucción tradicional.

En la recuperación se sigue usando faja para ayudar a pegar la piel a los tejidos internos, pero este tipo de aparatología permite que la cicatrización interna sea más rápida.

Los cambios pueden ser un poco más sutiles, pero más consistentes en el tiempo.

El cambio del cuerpo es mucho más estilizado.

Mejora en un gran porcentaje la piel afectada por la celulitis.

Nota: Este tipo de cirugía es personalizada, por lo que depende del peso, edad, salud, tipo de cuerpo del paciente... por eso es esencial la evaluación médica.

Compártenos