<img src="https://certify.alexametrics.com/atrk.gif?account=fxUuj1aEsk00aa" style="display:none" height="1" width="1" alt="">

Varices en las piernas: ¿Por qué tu alimentación podría prevenirlas?

miércoles, 10 julio 2024 - 10:27
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Las varices, esas molestas venas dilatadas que se empeñan en aparecer justo cuando queremos lucir nuestras piernas, pueden ser combatidas con algo tan simple y placentero como comer bien. Además, de ciertos ejercicios y hábitos, la alimentación juega un papel fundamental en el cuidado del retorno venoso.

También le puede interesar: Productos naturales aliados del sistema inmune

Estas aparecen cuando las venas no son capaces de facilitar la circulación y el retorno de la sangre. También el calor es uno de sus peores enemigos. Sin embargo, llevar una dieta adecuada puede hacer la diferencia y ayudarte a aliviar estos síntomas, pues existen alimentos que debes incluir en tu alimentación para mantener tus venas saludables y otros que es preferible evitar para prevenir la aparición de varices. Aquí te contamos algunos consejos.

ALIMENTOS QUE SÍ DEBES CONSUMIR:

1.- Beber más líquidos: previene la hemoconcentración y los coágulos. ¿Cuánto? aproximadamente dos litros de agua al día.

2.- Las hortalizas, verduras y frutas: son ricas en vitaminas y antioxidantes, fortalecen las paredes vasculares. Se deben consumir en colores variados.

3.- La fibra: ayuda a prevenir el estreñimiento, reduciendo la presión en las venas. Se recomienda entre 25 y 30 gramos diarios.

4.- El magnesio y potasio: frecuentemente deficientes en personas con varices. Estos están presentes en frutos secos, cereales, y verduras.

Lea más: ¿Días de estrés? Consejos para cuidar tu salud

5.- Aceites vegetales: la vitamina E en el aceite de oliva virgen mejora la elasticidad de las venas.

$!Elige alimentos correctos para prevenir problemas de circulación sanguínea y evitar las varices de tus piernas.

ALIMENTOS QUE DEBES EVITAR:

1.- Alcohol y café: contribuyen a la vasodilatación y ralentizan el flujo sanguíneo.

2.- La sal: favorece la retención de líquidos, causando edemas e hinchazón en las piernas.

3.- Grasas saturadas: aumentan los niveles de triglicéridos y colesterol, dificultando la circulación sanguínea y provocando trombos.

Lea también: Uno de cada siete casos de cáncer de piel podrían provenir de genes heredados

Recuerda siempre que, aunque la dieta es crucial, en muchos casos el tratamiento farmacológico y quirúrgico puede ser necesario. También antes de hacer cambios significativos en tu dieta o ante cualquier duda, consulta siempre con tu médico.

Más leídas
 
Lo más reciente