La inversión no se detiene en el sector hospitalario

martes, 27 julio 2021 - 13:27
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

La pandemia del COVID-19 ha reflejado un escenario muy complejo y posiblemente uno de los más trascendentales en la historia de la salud ecuatoriana, provocando una aceleración de la demanda de los servicios y espacios hospitalarios para atender la saturación de pacientes que acudían con diversos síntomas del virus.

Esta emergencia sanitaria que impacta al mundo, pone en manifiesto la inestimable labor del personal sanitario y asistencial y la importancia de ampliar las inversiones en ese ámbito.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud, afirma que para satisfacer las necesidades del personal sanitario y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles y sus metas relacionadas con la cobertura sanitaria universal, se necesitarán más de 18 millones de trabajadores de la salud hasta el 2030.

Lea también: Borrero anuncia que farmacias privadas deberán dotar de insumos a pacientes del sistema público

Por ello, las inversiones en atención primaria de calidad serán la piedra angular para alcanzar la cobertura sanitaria universal en todo el mundo.

En este contexto, Raúl Alcívar González, presidente de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador (ACHPE), confirma que los establecimientos enfocaron sus inversiones y renovaciones para fortalecer la atención de pacientes con COVID-19, lo que ha implicado la adecuación de áreas exclusivas en la Unidad de Cuidados Intensivos, Hospitalización y Emergencia. “Además fueron requeridas mayores inversiones para elevar y mantener los protocolos de bioseguridad, esta vez con un nivel de altísima exigencia, para preservar la seguridad de los pacientes y de nuestro personal”, comenta.

Para atender la sobre demanda ocurrida por la pandemia, la Universidad Espíritu Santo obtuvo el 25 de abril del 2020, un permiso de funcionamiento para asistir a sus estudiantes, exalumnos, colaboradores y público en general con sintomatología COVID-19.

$!En abril del presente año, la UEES Clinic amplió sus instalaciones para atender a pacientes con COVID-19 y con otras enfermedades.

La UEES Clinic está ubicada en el edificio E de su campus universitario en el Km 2.5 de la vía Samborondón y cuenta con unidades de cuidados intensivos y respiradores, posee servicios de hospitalización, rayos X, electrocardiogramas y un staff de médicos especialistas en medicina interna, terapia intensiva, neumología, radiología, y cardiología, además de sus alumnos que tienen la especialidad en medicina crítica.

Un año después, sus autoridades duplicaron la capacidad de la UEES Clinic en el área de COVID-19 y pre-inauguraron la Unidad de Cuidados Intensivos.

El Presidente de la ACHPE indica que las clínicas y hospitales privados han continuado con la atención a pacientes con otras patologías y a medida que los casos de coronavirus van disminuyendo, también se ha retomado la atención de personas que pospusieron sus tratamientos y cirugías.

El Hospital Clínica San Francisco también ha realizado diversas adecuaciones para afrontar los efectos de la pandemia y otras inversiones en diferentes áreas. Por ejemplo, en mayo del presente año empezó a utilizar un equipo de terapia de oxigenación por membrana extracorpórea o ECMO, el cual se utiliza como estrategia terapéutica para pacientes que tienen problemas de oxigenación severa y su equipo de especialistas lo utiliza en pacientes con COVID-19.

$!Una de las inversiones estratégicas en equipos y en infraestructura que ha realizado el Hospital Clínica San Francisco en este año, fue la remodelación de la Unidad de Cuidados Intensivos y Coronarios.

Para su funcionamiento, el hospital mantiene un staff de profesionales conformados por médicos especializados en terapia intensiva y cardiología intensiva, capacitados y calificados para realizar esta terapia y brindar esta opción a pacientes de diferentes partes del país. En febrero de este año, el Hospital Clínica San Francisco también remodeló el equipamiento de su Unidad de Cuidados Intensivos y Coronarios, como parte de su proyección para realizar trasplantes de córneas en los próximos tres años.

Infraestructura

A finales del 2020, la empresa AngioLoja y el Hospital Clínica San Agustín inauguraron una sala de cateterismo cardíaco y hemodinámica, en Loja. En la sala de Hemodinamia se pueden realizar procedimientos cardiacos de emergencia como la angioplastia primaria, una intervención cardiaca que trata la apertura del vaso cerrado durante el infarto cardiaco con la colocación del conocido stent coronario.

Lea también: Las tres irregularidades que los hospitales del IESS no pudieron ocultar

David Romo, gerente general del Hospital Clínica San Agustín, explica que las normas internacionales sugieren que debe existir una sala de estas características por cada 500.000 habitantes, por tanto, es una necesidad primordial tener este servicio en el austro del país. Gracias a esta inversión, su equipo médico también puede realizar en esta área cateterismos cardiacos pediátricos y para adultos, e implantes de válvula aortica, una nueva técnica que evita la cirugía abierta del corazón, y otros procedimientos.

David Romo afirma que la implementación de una sala de cateterismo y hemodinámica de estas características asciende a alrededor del medio millón de dólares, exclusivamente en equipamiento. “Esta inversión busca solventar las patologías cardíacas en el austro del país ya que en Loja no existían estos equipos y servicios”, indica.

*Lea este y otros reportajes del sector hospitalario en la Revista Enfoque, ya en circulación junto con Revista Vistazo.

Más leídas
 
Lo más reciente