El partido de Libertadores Barcelona-Flamengo se jugará con el 30% de aforo

lunes, 20 septiembre 2021 - 16:09
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional resolvió autorizar la solicitud presentada por el Barcelona de disputar el enfrentamiento previsto para el 29 de septiembre contra el Flamengo con un 30% de las butacas ocupadas por los espectadores, siguiendo los protocolos y demás medidas pertinentes.

Esto quiere decir que unas 19.000 personas podrán presenciar el partido de vuelta de las semifinales de la Copa Libertadores entre el Barcelona y el brasileño Flamengo.

"Sobre la base del protocolo reformado en la mesa de trabajo del COE Nacional y el informe del Ministerio de Salud Pública, se ha resuelto, de manera favorable al pedido hecho por Barcelona, para que este 29 de septiembre, en el partido por Copa Libertadores contra Flamengo, el estadio tenga un aforo sugerido del 30% de aficionados", precisó Juan Zapata presidente del COE Nacional.

Será la primera ocasión en que se volverá a jugar un partido de fútbol con la presencia de los aficionados en el estadio Monumental desde que se declaró el estado de excepción en marzo del año pasado por la pandemia de la covid-19.

Según autoridades deportivas locales, el estadio tiene capacidad para unos 57.000 aficionados, por lo que unos 19.000 hinchas del Barcelona podrán alentarlo contra Flamengo.

"Hacemos un llamado a la inmensa fanaticada de Barcelona para, tal cual hubo un excelente comportamiento del público durante los partidos (contra Paraguay y Chile) de la selección ecuatoriana, pues esta sea la tónica en este partido, porque de esto depende las decisiones futuras en estas actividades", añadió Zapata.

Con todo, el organismo explicó que la luz verde final a la solicitud del club ecuatoriano pende de una decisión en ese sentido del COE cantonal de Guayaquil.

Entretanto, el Barcelona se desplazó hoy a Brasil para enfrentarse este miércoles al Flamengo en el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores.

El cuadro ecuatoriano, que eliminó en cuartos de final al Fluminense, tras empates 2-2 en Brasil y 1-1 en Guayaquil, se vio afectado por lesiones y bajones futbolísticos que dejan en dudas de si alcanzarán a recuperar el nivel que les valió para llevar al equipo hasta esta instancia del torneo.

En la fase de grupos, el conjunto ecuatoriano ganó cuatro partidos, empató uno y perdió uno, por lo que fue primero del Grupo C; en octavos de final eliminó al argentino Vélez Sarsfield con el que perdió por 1-0 en Argentina, pero se tomó la revancha por 3-1 en Guayaquil, y en cuartos de final le bastaron los empates ante Fluminense.

Más leídas
 
Lo más reciente