La trágica historia de Lili: inmigrante ecuatoriana que casi muere por el racismo

miércoles, 23 junio 2021 - 23:08
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

María Lilián Zúñiga casi muere por el racismo en España. La inmigrante ecuatoriana acompañó a su prima Mariana para recibir alimentos en las denominadas ‘colas del hambre', pero mientras hacían la fila, una mujer empezó a insultarlas y apuñaló a Lili.

Las agresiones seguían en medio de la desidia de la gente, pues nadie ayudó a parar los golpes, a excepción de un chico que acorraló a la mujer.

Según relató Mariana, la mujer las atacó simplemente por el hecho de ser inmigrantes. “Nos dijo que éramos unas putas inmigrantes que solo veníamos a España a quitar trabajo y comida".

La victimaria creía que Lili, nacionalizada española, estaba en la fila para recibir alimentos por parte de la fundación Cáritas. Pero, no sabía que estaba acompañando a su prima, quien padece de una trombosis en la pierna derecha.

"Una persona que está bien de la cabeza no podría decir esas cosas: yo creo que actuó por racismo, si esa mujer hubiese estado borracha se habría caído al suelo y nos atacó con mucha fuerza", dijo Mariana al medio EL ESPAÑOL.

Lili ingresó al Hospital Santa Lucía de Cartagena, región de Murcia, donde los médicos comentaron que podría haber muerto por la gran cantidad de sangre que perdió.

De hecho, la ecuatoriana permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos desde el miércoles hasta el domingo de la semana pasada. Actualmente, está pendiente de valoración, pero podría recibir una nueva cirugía para quitarle un riñón por culpa de la agresión en la espalda.

El ataque ocurrió el pasado miércoles, los testigos en vez de ayudar a la inmigrante grabaron el hecho en varios videos que se hicieron virales en redes sociales.

“En Ecuador todos están llorando y preocupados por su estado de salud tras ver un vídeo", dijo Mariana a EL ESPAÑOL.

Lili, como la llaman sus familiares, viajó a España en el 2001, con el objetivo de ayudar a sus padres.

En Ecuador se dedicaba a coser pantalones en el cantón Pelileo, pero le pagaban diez centavos por cada ‘jean’, pese a que trabajaba desde la mañana hasta la noche.

A los 33 años llegó al Barrio Peral en Cartagena, donde pronto consiguió trabajo cuidando a una anciana, un empleo que suelen desempeñar mujeres inmigrantes porque las españolas lo rechazan por su baja remuneración y arduas jornadas.

Siete meses después llegó Mariana con ayuda de su primera Lili, quien actualmente tiene 53 años, soltera y sin hijos, se ha pasado toda su vida cuidando ancianos.

María Lilián Zúñiga cuida a una anciana de 87 años, le ayuda a caminar, se encarga de hacer las compras y limpiar la casa. En sus tiempos libres, trabaja limpiando oficinas, todo este esfuerzo para mandar dinero a su familia.

Y así puedan pagar la hipoteca de una casa donde vive su madre, cuatro hermanos y una de sus cuñadas, reza el reporte de EL ESPAÑOL.

La situación económica de Lili y su prima se complicó debido a la pandemia.

Los familiares de Lili en Ecuador se enfermaron de covid-19, por lo que el dinero que solía mandar era insuficiente para solventar el oxígeno y demás gastos médicos.

Por ello, la inmigrante pidió prestado dinero a otros ecuatorianos en Cartagena.

Mariana está preocupada porque se avecinan tiempos difíciles, ya que Lili no podrá trabajar y las deudas las persiguen.

Más leídas
 
Lo más reciente