Capítulo IV: Al Guagua Yunda le preocupaban los correístas dentro del círculo de su padre

jueves, 1 abril 2021 - 08:25
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

 

Nada quedaba fuera del radar del hijo del alcalde Jorge Yunda. Al parecer, no solo le importaban los negocios del Municipio y su grupo musical “4am”, sino también la imagen de su padre al frente de Quito y los posibles lazos de su gente de confianza con el correísmo.
 
Cuando el 13 de octubre de 2019, la Conaie y el gobierno se sentaron a la mesa para llegar a un acuerdo y terminar con el paro que sumió a la capital, Sebastián Yunda preguntaba vía Whatsapp por qué su padre no estaba en el diálogo.
 
 
Este es un intercambio de mensajes entre Sebastián y su primo Christian Hernández Yunda, quien en ese entonces se desempeñaba como funcionario en el despacho del alcalde. Al parecer, a Hernández no le incomodaba que la presencia de Dávalos se interpretara como representante del alcalde, pues le dijo a Sebastián que, si el diálogo no funcionaba, tendrían que hacer una aclaración.
 
 
La conversación es parte de los chats que se hallaron en el celular del Guagua Yunda y ahora son investigados dentro de un proceso que inició por compra de pruebas Covid-19 con la empresa Salumed S.A. Tras este escándalo, a algunos concejales y hasta el vicealcalde, Santiago Guarderas, piden que el burgomaestre dé un paso al costado, al menos, hasta que se aclare la situación.
 
 
¿Por qué le preocupaba tanto Pablo Dávalos al hijo del alcalde? Dávalos en esa ocasión se presentó como asesor de la Conaie y, junto al dirigente Leonidas Iza, fueron los protagonistas de increpar al gobierno la derogatoria del decreto que eliminaba los subsidios a los combustibles.
 
La respuesta se revela en otros chats de Sebastián con su tía Liliana Yunda, también funcionaria del Municipio, en los que hablan, precisamente, de Christian Hernández.
 
 
En la serie de mensajes que intercambia Sebastián con su tía, dejan claro que Hernández habría hecho pedidos a nombre del Cabildo, pero a espaldas del Alcalde. En resumen, Hernández supuestamente habría articulado algunas acciones con la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, para apoyar el paro indígena. Los chats no arrojan más detalles sobre este tema.
 
“Nos jugó mal pensando en sus intereses”, le escribió Sebastián a su tía. “Tranquilo, Jorge (Yunda) no tiene nada que lo comprometa”, responde ella. Vistazo buscó la versión de Pabón con su departamento de Comunicación, pero no hubo respuesta. 
 
Días después de esos hechos, Hernández, Dávalos y otros funcionarios fueron separados del Municipio, luego de que varios concejales denunciaron su supuesta participación en el paro.
Dávalos en realidad era asesor del alcalde, pero habría actuado por iniciativa propia en octubre de 2019. El 15 de ese mes escribió en su cuenta de Twitter: “Por presiones del gobierno, de la derecha y de grupos de poder, el Alcalde Jorge Yunda ha decidido, unilateralmente, separarme de su equipo de trabajo.”
 
Vistazo contactó a Dávalos, pero respondió que los dispositivos hallados en esta investigación de los cuales se extrajeron estos chats, tienen una cadena de custodia y cualquier declaración podría nulitar el proceso. Prefiere esperar antes de emitir comentarios.
 
 
Sobre Hernández, todos sabían de su pasado correísta y se convirtió en mano derecha de su tío en la Alcaldía. Durante el gobierno de la Revolución Ciudadana fue funcionario de Conartel y luego de la Secom, desde 2013 hasta 2017. También prestó servicios para Arcotel y asesorías para la Presidencia, según reportes oficiales.
 
Entró al Municipio en 2017, fue separado en 2019 y volvió en 2020. Pero renunció luego del escándalo de desvío de fondos públicos en la Empresa de Agua Potable en media pandemia. Precisamente, su esposa, Sofía Ruíz Guarderas, era asesora del gerente de la Empresa y su casa fue allanada.
 
Desde entonces no se sabe nada de Hernández, dice el concejal Bernardo Abad, quien pide seguir investigando lo que sale del celular del hijo de Yunda.
 
Hernández y su primo Sebastián, según se desprende de los chats que tiene en su poder Fiscalía, intercambiaban mensajes constantemente y buscaban mover fichas a conveniencia. Días después del paro de octubre, Hernández le informa que su papá aún no despide a algunos gerentes (de empresas públicas) y que debe hacer algo con un concejal que no sintoniza con el alcalde. Por lo que le pide a Sebastián que interceda por si a él le hace caso.
 
 
Claramente al Guagua Yunda le interesaba la estabilidad de su padre en el Municipio para continuar obteniendo beneficios. Pero ahora que se hicieron públicos los chats, Yunda dijo que no pondrá las manos al fuego por ningún familiar. Su hijo, quien grabó su último video musical en el aeropuerto de Quito, con su grupo 4am, y lo estrenó en febrero de este año en  YouTube, abandonó el país con rumbo a Panamá el 21 de marzo, según fuentes policiales.
 
 
P ara esta cuarta entrega sobre los chats que comprometen Sebastián Yunda, Vistazo intentó una vez más obtener una versión del despacho del alcalde, pero no hubo respuesta.
 
 

Más leídas
 
Lo más reciente