Un niño enjuició a su padre para recibir la vacuna contra la covid-19 por una noble razón

viernes, 24 septiembre 2021 - 21:35
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Tiene apenas 12 años. Vive en la ciudad holandesa de Groningen. Y ganó una batalla judicial contra su propio padre para recibir la vacuna contra la covid-19. Su progenitor se negaba a que el pequeño reciba el biológico.

Un juez dictaminó que la vacuna era necesaria para reducir el riesgo de infectar a su abuela, una mujer de edad avanzada y con afecciones graves en su salud, pues padece de un cáncer terminal.

En Países Bajos, las vacunas contra el virus respiratorio han sido aprobadas para los menores de edad de entre 12 y 17 años, bajo la consigna de que sus progenitores firmen un consentimiento.

A decir de Bart Tromp, el juez responsable del caso, el niño debía ser inoculado lo antes posible puesto que sus intereses y preocupaciones predominaban sobre las de su padre.

El progenitor no quería que su hijo se inyectará porque, aseguró, estas aún “están en fase de prueba”. Además, el hombre piensa que el biológico podría afectar a los órganos reproductivos de su hijo.

Entre tanto, en los documentos judiciales, el pequeño había dejado claro su deseo de pasar el mayor tiempo posible junto a su abuela, debido al poco tiempo de vida que le queda.

La mujer sufre de cáncer de pulmón con metástasis.

Cuando el magistrado decidió dijo que no había una base científica que sustente la preocupación del padre. Agregó que, si bien es cierto, los niños tienden a recuperarse del covid-19 mejor que los adultos, hay riesgo de que estos sufran una enfermedad de larga duración.

En la misma línea, el magistrado dijo que la vacuna evitará que otros pequeños se contagien y propaguen el virus a sus familias.

La madre del niño apoyó el pedido judicial de su hijo. Los padres del pequeño están divorciados y, al diferir en las opiniones, la ley holandesa ordena que sea un juez el responsable de decidir de acuerdo a los intereses del menor.

Más leídas
 
Lo más reciente