Mujer que mató con 185 puñaladas a su pareja abusadora es sobreseída

lunes, 31 mayo 2021 - 15:27
Facebook
Twitter
Whatsapp
Email

Esta mañana se anunció la anulación de las investigaciones contra Paola Córdoba y su hija Milagros, por la muerte de Alberto Naiaretti, pareja de Córdoba. El juez del Departamento Judicial de San Martín, en Argentina; Alberto Brizuela, dictó sobreseimiento total sobre la mujer que protagonizó uno de los casos más polémicos de Argentina en las últimas semanas, ya que estaba enmarcado en un contexto de violencia doméstica, en el que Naiaretti maltrataba constantemente a su familia.

Brizuela indicó que Córdoba se hallaba en “un estado de necesidad exculpante ante la amenaza de sufrir un mal grave e inminente, pues su conducta ha tenido origen en una amenaza para su vida y la de sus hijos en un contexto de violencia doméstica y de género”.

Paola fue arrestada después de haber matado a su marido con 185 puñaladas, tras 22 años de matrimonio con el hombre y cuatro hijos en común. Las investigaciones revelaron que Naiaretti le habría dicho a Córdoba “que no se duerma o acá se termina todo”.

No te duermas porque hoy te mato a vos y a tus hijos”, le habría amenazado el hombre, según un reporte del medio Infobae.

Para el juez, en tal situación, “colisionan dos bienes como la vida, conllevando necesariamente al sacrificio total o parcial del otro”.

SOBRESEIMIENTO

Córdoba previamente había denunciado a su esposo por siete episodios de abuso entre 2010 y 2018, entre los que constaba violencia física, tormento psicológico y explotación sexual, pues el hombre la obligaba a prostituirse.

El juez explicó que “la imputada y su familia se encontraron en una situación de extrema vulnerabilidad, y que, por problemas sistémicos y culturales, careció de una capacidad de reacción que la sociedad hubiera esperado de ella, lo cual, en definitiva, la puso frente a un marco en el que su vida y la de sus hijos se vieron amenazadas”.

$!Activistas luchando por el caso de Paola y Milagros.

Esto justificó la no criminalidad de su actuar. Mientras tanto, Milagros, la hija de Paola, también fue sobreseída. Se sabe que ella entró a la habitación y vio a su madre peleando con Naiaretti, por lo que ella le propinó dos puñaladas al agresor. Las autoridades indicaron que esto se “legítima defensa de terceros”, es decir, a su progenitora.

El caso fue muy debatido entre las autoridades fiscales y tuvo varios altibajos hasta que finalmente se dio el sobreseimiento.

PERSPECTIVA DE GÉNERO

Los abogados celebraron que el fallo en este caso fue gracias a una consideración de la perspectiva de género, un gran avance en un país en el que muchas mujeres son asesinadas y los femicidios no tienen justicia.

El juez destacó que Paola y sus hijos no solo sufrían violencia física sino también psicológica, al agredir verbalmente a su familia de manera constante. Esto causaría daño emocional, baja autoestima y perjuicio al desarrollo personal. Además, indicó que las acciones empleadas por Alberto buscaban degradar, controlar y manipular a su familia.

Paola fue atacada con una hidrolavadora y azotada con un cinturón. La mujer tampoco tenía acceso al dinero que ella ganaba ni voz en la economía familiar (violencia económica y patrimonial), frecuentemente era maltratada frente a sus hijos (violencia simbólica), y obligada a mantener relaciones sexuales contra su voluntad. Tampoco podía decidir sobre su situación reproductiva y era forzada a prostituirse (violencia sexual).

$!Mujer que mató con 185 puñaladas a su pareja abusadora es sobreseída

Las investigaciones revelaron también que Córdoba y su hija mayor tenían pensamientos suicidas y acciones de autolesión. Sin embargo, las autoridades determinaron finalmente que los niños no corrían peligro estando con la madre.

Uno de los precedentes de este caso es que el juez señaló la violencia institucional vivida por Paola, que denunció las agresiones durante varios años.

“Córdoba ha sido víctima de violencia institucional, realizada por funcionarios, profesionales, personal y agentes pertenecientes a distintos órganos, ente o instituciones públicas, que no han sabido atender adecuadamente las situaciones de violencia que padecía, ni contenerla suficientemente a través de un equipo multidisciplinario abocado a su particular vivencia a lo largo del tiempo”, sentenció el juez.

Más leídas
 
Lo más reciente